Desarrollo web, SEO, Redes Sociales.

Teléfono y WhatsApp: 644 340 119

Servicios de Community Manager o Social Media para empresas

¿Necesitas conseguir clientes con tus redes sociales?
+ de 150.000 seguidores en nuestras cuentas de twitter

Buscas un Curso de Social Media o CM para encontrar trabajo

¿No sabes ni dónde empezar?
Intentaremos crear el mejor curso gratuito.

Community Manager en Madrid

Social Media Madrid

En plena era digital, donde las redes sociales se han erigido como uno de los pilares fundamentales del marketing online, es vital para todas las empresas disponer de una buena gestión de su presencia en las redes sociales, algo que también se conoce como "community management". Ahora bien, cabe preguntarse cuál es el cometido del "community manager", el dinamizador de las redes sociales.

Según la Asociación Española de Responsables de Comunidades Online (AERCO), el community manager es el encargado de captar seguidores en redes sociales para una determinada marca y de mantener la fidelidad de los mismos estableciendo una estrecha relación entre lo que necesitan dichos seguidores y lo que la empresa puede darles. Para desempeñar esta labor, el community manager -o gestor de redessociales-, debe dominar múltiples campos y estar dotado de ciertas aptitudes que le permitan desarrollar con acierto la tarea que le ha sido encomendada.

En consecuencia, actualmente la labor de gestión de redes sociales engloba una gran diversidad de tareas y funciones, entre las que podrían citarse: elaboración de la estrategia de contenidos, creación de contenidos, dinamización de comunidades, análisis de métricas sociales y gestión de crisis de reputación. Para todo ello han de tenerse conocimientos de marketing, marketing digital, redacción, redacción digital, SEO, SEM, SMO y analítica web; además de poseer determinadas cualidades como la creatividad, la paciencia, la curiosidad, la dedicación, la empatía y, por supuesto, un cierto carácter geek.

Community Manager en Madrid

Evidentemente, el devenir de los años ha traído consigo la multiplicación y expansión imparable de las redes sociales y con ella, la profesionalización de las mismas. Así, en la actualidad Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin, Youtube y Google Plus son las más potentes en sus distintas ramas, aunque no son las únicas pues la profusión en el mundo del social media es ingente. Por esa razón, toda empresa debe contar con los servicios de gestión de redes sociales de auténticos profesionales en la materia.

Community Manager MadridEfectivamente a nivel de usuario todo el mundo puede gestionar su cuenta personal, mas no sucede lo mismo en el caso de las empresas, las cuales desean sacarle el máximo partido a las oportunidades de negocio que el mundo 2.0 ofrece a quienes verdaderamente saben cómo aprovechar todo su potencial. De este modo, un community manager o una empresa dedicada a la gestión de redes sociales definirán una serie de parámetros para desarrollar su correcta labor en esta materia. Así, lo primero que se define es qué redes sociales se ajustan mejor al producto o servicio de la empresa en cuestión, sobre todo teniendo presentes múltiples factores, como saber dónde se encuentran los posibles clientes o el target de la marca. Este hecho, aunque pueda parecer baladí, es de vital importancia debido a que ayudará a reclutar seguidores y convertirlos en clientes, pues los usuarios de Youtube o Instagram no suelen buscar lo mismo que los de Twitter, ni los de Linkedin buscan lo mismo que los de Google Plus o Facebook. En consecuencia, hay que surtir de distinto contenido a las diferentes redes sociales en las que se tenga presencia.

Red Social MadridPor otra parte, también hay que tener en consideración otros aspectos de diversa índole, como la estrategia de contenidos que conviene seguir, el modo de ganarse la fidelidad de los seguidores, la forma en que se va a aumentar el índice de participación y, por ende, la implicación de aquellos, cómo tratar de hacer viral determinados contenidos y si es preciso invertir en campañas publicitarias en redes sociales. Todo esto ha de desarrollarse como una parte más de la imagen de la marca, teniendo en cuenta que los usuarios de las redes sociales no desean ver cómo alguien les vende su producto, sino que desean consumir un contenido que les aporte algo. Si se logra desarrollar una adecuada gestión de las redes sociales, la marca generará el ansiado "engagement", un sentimiento de compromiso entre sus seguidores que puede llegar a ser tan valioso o más que las propias ventas.

Tal y como puede verse, hay diferencias sustanciales entre la gestión de redes sociales a nivel de usuario básico y a nivel profesional, por lo que, en lugar de plantearse por qué tener presencia en las redes sociales, lo más adecuado es plantearse lo que se está perdiendo al estar ausente en tales redes. Una vez que la empresa decida tener presencia en el mundo 2.0, la cuestión se debe centrar en el modo en que dicha empresa quiere mostrar su imagen al mundo, si de una forma poco profesional o apostando por la calidad de la misma.

En definitiva, de todo lo anterior se puede inferir con facilidad lo importante que es para las empresas confiar la gestión de sus redes sociales a auténticos profesionales especializados, igual que para el mantenimiento de una maquinaria se opta por recurrir a un técnico que venga avalado por cierta solvencia.

Con las nuevas tecnologías y el boom de las redes sociales han surgido un montón de nuevas profesiones, pero, sin duda, una de las que más está de moda es la de community manager. Este gestor de comunidades es un profesional muy demandado actualmente, dado que son muchas las empresas que necesitan sus servicios para hacer crecer su marca. Nunca te has preguntado quién en la capital de España es el responsable de llevar las redes sociales de equipos de fútbol como el Real Madrid o el Atlético de Madrid, del ayuntamiento de los madrileños o de los museos: Museo del Prado y Museo Thyssen por poner algunos de los ejemplos.

Ahora bien, ¿qué es un community manager? y ¿cuáles son sus funciones? A continuación, se va a tratar de aportar un poco de luz sobre el tema.

Qué es un community manager

Qué es un Community Manager

Mucho se debate sobre este nuevo profesional, ya que no quedan del todo claras cuáles son sus funciones y en qué difieren, por ejemplo, de las del social media manager. Para algunos profesionales del sector, el community manager es la persona responsable de la comunidad online creada en torno a una marca o empresa. Para otros, el community manager es la voz y los oídos de la empresa en el entorno digital y los de los consumidores en la empresa. Otros muchos complementan estas definiciones con detalles como ser un buen comunicador, organizado y alguien que sepa escuchar y se desenvuelva bien en entornos altamente cambiantes.

Teniendo en cuenta todas estas definiciones, es posible decir que un community manager es un profesional especialista en el entorno 2.0, el cual se encarga de gestionar las redes sociales y la comunicación de una empresa o marca en Internet mediante el uso de diferentes herramientas de creación, difusión, gestión y análisis de contenidos.

En él, recae toda la responsabilidad sobre la imagen que el usuario tenga o pueda hacerse la marca. Tiene que saber trasmitir los valores, visión y mensaje de la empresa sin que este último pierda sentido o pueda malinterpretarse. Además, tiene que tratar de construir relaciones duraderas y estables con los fans, así como intentar apaciguar a los posibles haters.

Dicho así puede parecer que cualquier persona con unas dotes básicas de comunicación podría dedicarse a esta labor. Sin embargo, estos profesionales suelen estar sometidos a mucha presión y necesitan ser altamente pacientes para no actuar "en caliente" ante posibles críticas destructivas o conductas deplorables por parte de los usuarios.

Gestionar una marca en Internet exige formación y/o conocimientos de los entornos en los que se trabajará. No por ser usuario de Facebook, Twitter, Instagram o cualquier otra red social se está capacitado para ser la persona que gestione la imagen de una marca.

Hay un conjunto de cualidades básicas que este profesional del networking debe poseer, como la empatía, la creatividad y el ingenio. Junto a ellas, una buena formación en la creación de estrategias, la gestión de procesos y el manejo de herramientas 2.0 serán claves para todos aquellos que quieran dedicarse a esta profesión.

Dicho esto, cuáles son, entonces, los objetivos que debe llevar a cabo un community manager o, lo que es lo mismo, qué funciones desempeña este profesional.

Servicios Community Manager Capital EspañaObjetivos y funciones del community manager

Escucha activa sobre lo que se dice en la Red sobre su marca

Quien gestiona la comunicación online debe estar permanentemente atento a las opiniones sobre su empresa compartidas en la Red. También debe estar atento a lo que la competencia hace y dice y las nuevas tendencias del mercado. Para todo esto, se valdrá de las diferentes herramientas que, hoy en día, se encuentran a su disposición.

Social Media MadrileñoEste punto es uno de los principales, dado que, para hacer una buena escucha, debe tener presentes las necesidades de la empresa y aquellos datos y temas más relevantes.

Estrechamente relacionada con esto está la mejora de la reputación online de la marca. Hacer una búsqueda activa de todas las impresiones negativas que los consumidores hayan podido ir dejando por la Red e intentar generar un mayor número de opiniones positivas que puedan anular el peso de las negativas.

Comunicar a la empresa los datos obtenidos tras su escucha activa

Una vez analizados los datos obtenidos de la escucha activa, deberá trasmitir toda esta información a los distintos departamentos de la empresa para integrarlos en las estrategias que se llevarán a cabo. Esta información será muy valiosa para futuras campañas de promoción.

Estar en constante comunicación con los distintos departamentos de la empresa

Para conocer exactamente cuáles son los objetivos que la empresa se ha marcado, necesitará trabajar estrechamente con todos los departamentos. Debe establecer relaciones fructíferas que le ayuden a comunicar mejor los valores de la empresa, así como ser conocedor de información relevante que le pueda ayudar a resolver cualquier duda que surja al consumidor.

Hay que hacer hincapié en el hecho de que un community manager es un profesional del entorno 2.0, pero no tiene por qué ser un especialista en el campo en el que se mueva la empresa. Por ello, es tan sumamente importante que todos los departamentos trabajen juntos y se apoyen mutuamente.

Redes Sociales MadridSer la cara visible de la empresa en la Red

Hace las veces de los ojos y oídos de la marca y, como tales, debe encargarse de dar la cara por ella ante cualquier situación, buena o mala.

Debe saber gestionar las crisis de reputación online, quizás la parte más desagradecida del trabajo de estos profesionales de la comunicación. Se trate de una opinión desafortunada por parte de alguien relacionado con la empresa o un producto defectuoso, el community manager deberá tomar el control de la situación y responder de la manera más apropiada posible.

Detectar líderes de opinión

Unos de los métodos más eficaces para maximizar la imagen de la marca son los influencers, ya que estos darán voz a los productos y llegarán a un mayor número de personas.

Encargado de Social MediaEl social manager deberá localizar a estos prescriptores y entablar relación con ellos, llegando, incluso, a ser el creador de las distintas campañas de colaboración que se llevarán a cabo.

Hacer que los usuarios sean embajadores de la marca

El profesional de community management deberá ser capaz de identificar a los usuarios más fieles y que más interactúan con la marca. Con estos habrá de establecer relaciones para que se conviertan en embajadores de la marca, mediante su participación en las redes sociales o con distribución de productos entre familiares y amigos.

Por otra parte, entre las funciones que tiene que llevar a cabo el community manager, destaca la de atraer nuevos clientes mediante el uso de las redes sociales. Él es quien conoce qué quieren los usuarios y es por ello que puede establecer relaciones más personales y cercanas con el objetivo de crear comunidad y hacerla crecer. En definitiva, se trata de que un mayor número de personas conozca la marca y se decida por ella a la hora de adquirir un producto.

Encargado de RedesQué características debe tener el community manager perfecto

Como ya se ha señalado, la principal característica de estos profesionales es la capacidad comunicativa. Deben ser muy buenos en ello, dado que su principal función será gestionar comunidades en las que deberán estar constantemente "conversando" con distintos usuarios.

Otra de las características claves es la empatía. Siempre atentos a las necesidades de los demás, ser capaces de ponerse en la "piel del otro" e implicarse en buscar soluciones a los problemas que puedan comunicar los fans de la marca.

La moderación es otra de las características que un community manager debe tener. Ser paciente y dialogante deben ser dos de las máximas, ya que aquellas personalidades más impulsivas e irascibles pueden acarrear alguna que otra crisis de reputación. El community manager es, ante todo, un trabajador más de la empresa, por lo que siempre tenderá a buscar soluciones beneficiosas para ambas partes.

Una de las partes más sacrificadas del trabajo es la relacionada con la dedicación total al proyecto. Hay que estar siempre preparado para cualquier emergencia o amenaza, lo que implica que estos profesionales no puedan desconectar nunca, por lo que su trabajo se desarrollará a lo largo de las 24 horas del día y durante los 365 días del año.

Por último, el community manager debe ser un apasionado y fan más de la marca y lo que esta ofrece. Debe implicarse mucho e intentar transmitir esta implicación a los demás, para, de este modo, convencer de que su marca es la mejor.

Ahora, vale la pena ver con más detenimiento qué cualidades son las más buscadas entre los profesionales del community management.

Cualidades esenciales del buen community manager

Excelente comunicador

Aparte de expresarse correctamente, debe ser un gran escritor y tener una excelente ortografía. Debe combinar esto con la creación de contenidos atractivos, amenos, divertidos, actuales, creíbles, directos y sin gran complejidad.

Formación

Evidentemente, hay muchas personas que poseen una gran experiencia en esta profesión y, sin embargo, no han tenido formación directa. Esto está bien, aunque es mejor que un community manager tenga una formación relacionada o, al menos, conocimiento tanto de las redes sociales como de las herramientas necesarias para realizar con éxito su tarea diaria. Si a eso sumamos que, además, es un experto o gran conocedor del sector en el que se engloba la empresa, el resultado será óptimo.

Humildad

Humildad o empatía son dos características claves en la personalidad de cualquier community manager que se precie. Sin ellas no será posible tratar a los usuarios con respeto, cordialidad y sensibilidad ante los posibles problemas que puedan comunicar. Debe tratar de ponerse en su lugar e intentar ayudar en la medida de lo posible.

Creatividad

Una cualidad muy demandada, en la actualidad, para cualquier profesional, pero que, sin duda, puede ser una pieza clave en el mundo del community management. Sin ella será bastante difícil crear contenidos distintos y que no se pierdan en la Red. De igual manera, la creatividad permitirá ser resolutivo y eficaz a la hora de plantear soluciones y llevarlas a cabo.

Capacidad de escuchar

Al igual que la empatía y humildad, la capacidad de escucha es muy importante. Esta le permitirá mantenerse abierto a lo que los demás tengan que decir sobre la marca y generar, con ello, confianza y una relación más estrecha.

Sentido común

Las redes sociales son unos entornos muy cambiantes, por lo que es aconsejable ser poseedor de un gran sentido común. Actuar con responsabilidad ante situaciones no previstas puede ser la pieza clave que lleve a lo más alto de la profesión.

Carisma

Convencer a los usuarios a través de las redes sociales no es nada fácil, pero, si se sabe cómo interactuar con ellos para engancharlos a la marca, el éxito vendrá rodado. Para poder conseguir esto, será necesario que los usuarios se involucren en las acciones que realiza la marca y, además, que se sientan escuchados en todo aquello que tengan que decir. Para ello, es necesario ser un comunicador carismático que consiga convencer con sus contenidos.

Capacidad de reacción

Ante las crisis de reputación, hay que saber reaccionar, así como conocer el modo correcto de hacerlo. Es por ello que, en estos casos, hay que saber enfrentarse a la situación sin reaccionar de manera poco meditada, pero de forma rápida. Ser proactivo será una actitud muy recomendable.

Fan "número 1" de la marca

Evidentemente, no se venden un producto, una idea o unos valores, si no se cree en ellos antes. Es por esto que el community manager debe ser el mayor seguidor de la marca. Debe amarla ante todas las cosas y conocer todos sus productos, novedades y cualquier cosa que tenga relación con ella. Esto también se traduce en conocer su target, su competencia y, por supuesto, sus puntos débiles.

Capacidad de análisis

Como ya se escribió, hay que ser analítico para trabajar en esta profesión, dado que, diariamente, serán hábitos necesarios monitorizar, evaluar y entender lo que las herramientas 2.0 tienen que decir. Igualmente, estos datos serán de gran ayuda a la hora de poner en práctica nuevas estrategias de difusión de contenidos.

Como se ha comprobado, el encargado de gestionar las redes sociales debe ser una persona plural y que aúne características personales muy dispares. Igualmente, es una profesión que requiere mucha dedicación y un alto sacrifico, una entrega total que no todas las empresas valoran como se debería.

Community Manager Madrid

El trabajo de un community manager cuenta con una gran demanda en Madrid. Puede sorprender que, en este marco de interconexión de comunicaciones e introducción del teletrabajo tan propio de los empleos relacionados con el sector digital, no se vincule tanto la ocupación de community manager a ciudades concretas, pero hay que tener en cuenta que las grandes capitales siguen estimulando la solicitud de estos empleos.

Resulta notorio que, en ciudades del tamaño y de la importancia de Madrid, tengan sus sedes numerosas y relevantes empresas. Pese a que muchos de los proyectos empresariales de hoy en día no requieren los dispendios de antaño en oficinas, Madrid sigue constituyendo el punto neurálgico de muchas de ellas. Asimismo, alberga un alto número de instituciones públicas de las Administraciones local, autonómica y central.

Por lo tanto, resulta normal que la profesión de community manager tenga salida en Madrid. Tanto para las firmas tecnológicas y startups como para cualquier empresa de los sectores tradicionales que requiera el concurso de este perfil profesional.

A continuación, se van a repasar algunas de las características más importantes del oficio de community manager.

¿En qué consiste el trabajo de community manager?

Vale la pena comenzar por una definición general y transitar, en los siguientes apartados, hacia los aspectos más concretos de las faenas que desempeña un community manager. Community manager puede ser traducido al castellano como gestor o responsable de la comunidad de Internet. Esta última referencia a la Red de Redes deja entrever que se trata de un sector de la ocupación que no se consolidó hasta que Internet se popularizó como un fenómeno extendido entre grandes capas de la población. La creciente popularidad que ha alcanzado esta vía de comunicación hace imprescindible a las empresas y otras organizaciones (tanto públicas como privadas) afianzar estrategias relativas a su proyección en Internet, como una de las formas más efectivas de conseguir los objetivos que se plantean.

Se trata de un cargo emergente en las plantillas de las organizaciones. Se enmarca en el ámbito de la mercadotecnia de los social media y, a grandes rasgos, ejecuta funciones que han sido previamente planificadas por quienes gestionan y administran las redes sociales. Las redes sociales (Facebook y Twitter se han revelado, a día de hoy, como las más populares) constituyen una parte esencial, aunque no la única, de los social media. Por eso, la comunicación permanente del community manager con los responsables de estas áreas demuestra la trascendencia de un puesto de trabajo que implica una coordinación y planificación globales sobre los recursos comunicativos online de una organización.

Social Manager Madrid

En posteriores apartados, se ampliarán los análisis sobre sus funciones, pero, en esta presentación, basta con abundar en la incidencia global de sus aportaciones sobre la proyección en Internet de la organización. Grosso modo, el community manager gestionará las relaciones online con los clientes, potenciará la imagen de marca (es decir, el branding) de la organización, optimizará su rendimiento en la Red (por ejemplo, multiplicando su impacto en seguidores y público potencial o target) y analizará el grado de éxito de las acciones que se realizan en Internet (por lo tanto, comprobará métricas y otros indicadores de rendimiento (KPIs).

Metas del community manager

Como se había adelantado, el texto va a comenzar a profundizar de lo general a lo particular. En las próximas líneas, se reseñan, de forma esquemática, los principales objetivos que ha de cumplir esta figura laboral:

  • Potenciar la visibilidad de una empresa o marca en Internet
  • Beneficiar la reputación online de la organización
  • Incrementar el número de seguidores en las redes sociales
  • Mejorar el posicionamiento de la organización en los principales buscadores, es decir, el posicionamiento SEO.
  • Aumentar el engagement entre la comunidad virtual y la marca
  • Personalizar, en una mayor medida, el servicio ofrecido al cliente
  • Aumentar la cantidad de suscriptores
  • Identificar las oportunidades para los contenidos
  • Generar relaciones con los influencers
  • Optimizar las conversiones

Las funciones del community manager

Estas finalidades del community manager, por otra parte, se traducen en una serie de acciones prácticas, con mayor concreción práctica o estratégica.

A continuación, se repasan algunas de las más características, aunque hay que destacar que este empleo se encuentra en constante progresión y actualización, de manera que un community manager debe estar dispuesto a reciclarse y absorber las novedades permanentemente. Serían estas:

  • A nivel general, la creación de contenido de calidad que sea capaz de enganchar a la audiencia.
  • Redacción de contenido para las redes sociales, pero también para otros sites, como pueden ser los blogs.
  • Publicación de los contenidos a las horas del día y de la semana en las que van a tener una mayor aceptación, las cuales pueden averiguarse mediante avanzadas herramientas.
  • Programación de la publicación de contenidos con antelación y siguiendo un calendario que permite llegar a más sectores de la audiencia.
  • Atención continua a los contenidos que proyectan las organizaciones que forman parte del mismo sector, para no perder comba y estar al tanto de las iniciativas de la competencia.
  • Monitorización las publicaciones propias y medición, mediante las herramientas apropiadas, del nivel de aceptación que están cosechando, lo cual puede conseguirse contabilizando los votos, las comparticiones y la cantidad de comentarios.
  • Conocimiento de los seguidores y también del target que todavía no ha sido convencido, con el objetivo de elaborar estrategias de captación efectivas.
  • Generación de relaciones estables y duraderas con los seguidores, es decir, que no estén orientadas únicamente a la conversión, sino que intenten emular las dinámicas de una amistad.
  • Contacto con los prescriptores e influencers que sean capaces de defender el valor añadido de la organización y hacer valer su reputación digital para defenderla.
  • Ejecución de la respuesta de la organización ante las crisis online que puedan suceder y afecten a la reputación de la empresa, más allá de los responsables de sus orígenes y con rapidez, diligencia y diálogo.
  • Consecución de un incremento, como meta final, de las conversiones, las cuales no tienen por qué equivaler siempre a ventas, sino que también pueden identificarse con las suscripciones y afiliaciones.
  • Escuchar a cualquier interlocutor que se interese por la organización y resolver, de manera proactiva, sus dudas o ampliar la información que pueda requerir, de forma que se pongan los cimientos para conseguir la fidelización de este público.
  • Conversar de manera regular con la audiencia también favorece una relación fluida con el público, ya que se puede tener a la audiencia informada, por ejemplo, sobre los próximos lanzamientos, así se recibirá feedback acerca de lo que piensan sobre la marca y esta será percibida como más cercana.
  • Realización de networking (esto es, trabajo en red) destinado a multiplicar las relaciones beneficiosas de la organización con otros interlocutores de su sector o interconectados que puedan establecer, en un momento dado, sinergias.

Errores que debe evitar el community manager

Hasta el momento, se han repasado los parámetros de las buenas prácticas de un community manager, pero hay que señalar que la constante sobreexposición pública del cargo hace que cualquier operación que se realice sea muy sensible, por lo que hay que extremar las precauciones y tener claros determinados conceptos.

En los siguientes renglones, se hacen constar los errores que no debe cometer un community manager:

  • Redactar con faltas de ortografía. Da una imagen poco seria y de falta de profesionalidad, por lo que se recomienda utilizar plantillas correctoras y repasar a conciencia los textos antes de publicarlos.
  • No comprobar la veracidad de la información. Publicar datos falsos dañará gravemente la reputación de la organización, online y a nivel global, y puede provocar problemas legales y polémicas virtuales de las que cueste salir.
  • Llamar la atención sin motivo alguno. Como ha demostrado la psicología, el grado y tiempo de atención de las audiencias es limitado, por lo que no conviene saturarla con contenidos que no aporten un valor diferencial.
  • Desconocimiento de las herramientas básicas. Hay que tener unas mínimas nociones acerca de las herramientas de las redes sociales y métricas, puesto que, de lo contrario, se cometerán errores, se desaprovecharán recursos y no habrá capacidad para enmendar los problemas y planificar estrategias correctas.
  • Confundir los tonos. El community manager se convierte en el auténtico portavoz de una organización, por lo que ha de extremar su cuidado en la utilización de los tonos con los que se dirige a la audiencia, dominar los registros y evitar la creación de conflictos.
  • Equivocaciones con las cuentas. Ocurre más de lo que la gente cree, ya que hay community managers que simultanean la administración de diversas cuentas, por lo que deben asegurarse, en todo momento, de cuál están empleando y evitar los problemas de branding que estas confusiones pueden originar.
  • Pasarse de gracioso. No está bien visto y es posible generar malentendidos y el efecto contrario al que se busca, de manera que quienes estén empezando en la profesión de community manager han de tener una especial precaución con estas salidas de tono.
  • No encajar los comentarios negativos. Hay que saber desligar el trabajo de community manager de la faceta personal, ya que las críticas no se dirigen al individuo concreto. Por lo tanto, es preciso mantener la cabeza fría y contestar de manera racional y profesional.
  • Abusar del hashtag. 2 o 3 por publicación bastan, ya que, si bien este elemento favorece la amplificación de los contenidos, una utilización excesiva puede tener efectos contraproducentes.
  • Contestar como un robot. Este comportamiento atenta contra la buena imagen de la organización, ya que despersonaliza la relación con los interlocutores y las respuestas predefinidas ofrecen una imagen de distancia que en nada beneficia a la imagen de marca.

Control de las principales redes sociales

Madrid Community ManagerNo cabe duda de que, en la actualidad, los usuarios de Internet a los que pretende acceder un community manager interactúan con gran soltura en las redes sociales, por lo que es conveniente que el gestor de la división online de una organización sepa manejarse en ellas de manera fluida.

A día de hoy, existen numerosas redes sociales y resulta imposible abarcarlas todas, por lo que vale la pena que el community manager se centre en las más relevantes, a fin de sacarles el partido oportuno.

Por eso, se van a repasar algunos detalles de las que tienen incidencia, ya que aprovechar la presencia de la empresa en ellas significa incrementar de modo notable las visitas y el impacto de los contenidos.

Red Social FacebookFacebook

Se trata de la red social que ha logrado sumar el mayor número de usuarios. Asimismo, se ha revelado como una útil herramienta de marketing, por lo que resulta imprescindible saber utilizarla.

Red Social TwitterTwitter

Otra red social cuyo dominio será indispensable, ya que es la que permite un contacto más directo con los interlocutores y el acceso rápido a las tendencias que van surgiendo.

LinkedIn

Es la web que pone en contacto a un gran número de personas que muestran sus aptitudes laborales. Constituye, por tanto, un auténtico caladero para los headhunters.

Red Social Google PlusGoogle+

Tampoco se puede ignorar esta red social del gigante digital Google. Destaca por su altísimo número de usuarios activos, la posibilidad de realizar networking y la visibilidad y autoridad (en términos de posicionamiento SEO) que puede proporcionar.

Red Social YoutubeYouTube

El elevado censo de usuarios y la frescura de sus contenidos hacen que sea interesante para un community manager nutrir regularmente de vídeos un canal de esta página.

Instagram

Esta red social tiene un perfil más informal, desde el que es posible aumentar la popularidad de una marca mediante imágenes tendentes a humanizarla.

Red Social PinterestPinterest

Su valor añadido consiste en la capacidad de almacenamiento de imágenes e infografías que pueden representar un escaparate interesante para las marcas, de manera que logren incrementar su visibilidad, las interacciones e, incluso, las conversiones.

Paralelamente, un community manager deberá saber explotar el uso de herramientas de métrica y análisis, las cuales le permitan, con datos objetivos, evaluar la implementación de estrategias o el futuro desarrollo de otras.

En definitiva, el community manager lleva a cabo una gestión global de las acciones online de una organización.

Diferencias entre social media y community manager

Community Manager vs Social Media

Muchas veces se confunde lo que hace un social media manager con lo que hace un community manager y no se comprende cuales son las diferencias de estos dos profesionales del marketing online.

Incluso los propios profesionales que están especializados en estos dos campos tienen dificultades a la hora de definir las diferencias entre ambos puestos.

Tal vez con un listado de tareas sea más sencillo diferenciar con claridad los roles que juegan estos dos perfiles profesionales.

¿Qué tareas realiza el social media manager en comparación con el community manager?

El social media manager es el encargado de tomar las decisiones a nivel “macro” y de mantener el contacto continuo e individualizado con los usuarios se encargará el community manager.

Principales tareas del Social Media Manager y Social Media Strategist

1) Entre las tareas principales y fundamentales del social media está el diseño de las estrategias para mantener una coherencia entre la marca, sus objetivos y sus usuarios.

2) El social media debe investigar el sector para el que va a trabajar para conocer los aspectos fundamentales y familiarizarse con el mismo para poder tomar las decisiones adecuadas para la empresa o negocio.

3) También se encarga de la definición de estrategias que permitan hacer crecer las bases de seguidores o fans y decidir los canales sociales que ayuden a reforzar el engagement.

4) Controla los presupuestos disponibles y los administra para realizar las diferentes acciones estratégicas.

5) Además, el social media define los planes estratégicos en cuanto al contenido, la forma de comunicación y cómo llevar un control exhausto de la ejecución basándose en un calendario claramente organizado y definido.

6) La figura del social media debe ser la encargada de decidir con qué herramientas de trabajo o apps se van a llevar a cabo las tareas sociales, además de realizar una segmentación del público objetivo y definir las acciones y comunicaciones con las que se llegará a los usuarios.

7) Definición de las campañas promocionales, los concursos a lanzar, los eventos, lanzamiento de productos… siempre de forma coordinada con el departamento de marketing para aplicar de forma conjunta las acciones decididas en los distintos canales.

8) Define, también, las estrategias de posicionamiento SEO (Search Engine Optimization)

9) Diseña planes de contingencia en el caso de que las estrategias llevadas a cabo tengan una repercusión negativa para la marca en los diferentes medios sociales.

10) Realiza estudios de mercado y de los diferentes sectores para obtener información del comportamiento de las acciones de las empresas y de la competencia.

11) Trabaja de la mano del cliente y con los diferentes departamentos del negocio, con el fin de llevar a cabo el análisis de los resultados obtenidos y poder aportar mejoras estratégicas en cuanto al producto, a las ventas, al marketing, relaciones públicas…

12) El social media es el encargado de analizar los informes realizados por el community manager, para ir detectando las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de las acciones que se están llevando a cabo en los medios sociales. Según este punto, debe adoptar mejoras o modificaciones en aquellas acciones que necesiten un cambio estratégico.

13) Desarrolla alianzas de carácter estratégico en el entorno del sector del social media para poder realizar posibles cooperaciones y acciones en el futuro que ayuden a reforzar el crecimiento de las comunidades y de la imagen de la marca.

14) Un aspecto fundamental y clave en marketing online es la medición de resultados, en el caso del social media, este debe debe medir los social media KPIs, las conversiones y el ROI (de la mano del departamento de marketing y ventas).

Hasta este punto se han definido cuáles son las responsabilidades principales del social media, por lo tanto, el community manager tendrá la misión de gestionar y administrar una comunidad de usuarios en los distintos canales sociales de social media en los que está presente la marca. Su objetivo principal será el de establecer relaciones duraderas y recíprocas con los usuarios.

¿Qué tareas realiza el community manager?

Se tiene la idea de que un community manager es una persona que se encarga de estar dentro de las principales redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest o Linkedin) cuyo propósito es divulgar el contenido del proyecto correspondiente a la empresa que representa.

Pero la labor del community manager es mucho más compleja como se descubre al analizar sus tareas principales:

1) Una de las funciones principales que lleva a cabo este profesional es la creación de contenidos de calidad que aporten valor añadido y que resulten atractivos para los seguidores. En ocasiones, el community manager, no se dedica exclusivamente a crear contenidos para las redes sociales, sino que también genera contenido para el blog de la empresa y gestiona el mismo.

2) Como experto en redes sociales, el community manager decide a qué horas se hacen las publicaciones gracias a las herramientas del marketing online o las propias estadísticas de cada red social y debe saber cuál es el momento del día ideal para que el contenido tenga el mayor impacto posible.

3) Además de publicar en las horas “clave”, tiene que publicar en el resto de horas con el fin de impactar al mayor número de usuarios en cada red social teniendo, además, la precaución de no saturar a dichos usuarios.

4) Una de las funciones clave del community manager es la monitorización de todas las publicaciones y de los cambios sectoriales de su empresa, siendo los ojos de esta en Internet.

Gracias a esta técnica, se estarán estudiando las estrategias de los principales competidores, lo que están haciendo en las redes sociales o las tendencias del sector. En resumen, gracias a la monitorización de las redes sociales se estarán detectando posibles oportunidades o nichos de mercado.

5) El community manager tiene que crear contenido que aporte valor añadido real a los usuarios, ya que la exigencia de estos es cada vez mayor debido al volumen de información a la que se está sometido por el ecosistema digital.

6) El trabajo de monitorización no termina aquí, el community manager tiene que monitorizar también sus propias acciones, es decir, monitorizar sus propias publicaciones, siendo capaz de analizar en profundidad los resultados de las mismas (número de "me gusta", seguidores, favoritos, +1, etc…). También debe tener en cuenta el número de comentarios, así como el número de veces que su contenido se comparte por los diferentes canales.

7) Debe saber cuál es su púbico objetivo: además de sus fans, tiene que tener controlados a sus potenciales fans. Gracias a ellos podrá desarrollar estrategias y decidir qué acciones llevar a cabo para conseguir captar la atención del público principal.

8) Una de las tareas más delicadas de la figura del community manager es generar relaciones duraderas y estables con sus seguidores y conseguir la interacción de estos con la marca.

9) Tiene que tener la psicología suficiente para darse cuenta de que los usuarios, además de para comprar, están en las redes sociales para disfrutar en la mayor parte de su tiempo libre. La clave del éxito de la función de un buen community manager reside en conseguir interactuar con los usuarios y conseguir su amistad, para poco a poco convertirlos en clientes de la empresa.

10) Otra función destacada es la de tener la capacidad suficiente para identificar a los prescriptores. Se entiende por prescriptor aquel usuario que además de ser un fiel seguidor de la marca y que interactúa con ella, es capaz de defenderla antes situaciones críticas. En este sentido, el community manager tiene que conocer profundamente a los prescriptores, cuáles son sus motivaciones y sus gustos, realizando acciones personificadas que aumenten la vinculación de estos con la marca (a este proceso se le llama marketing de afiliación).

11) Una de las funciones más difíciles y comprometidas de un community manager está en lidiar ante una crisis de reputación en redes sociales. Muchas situaciones críticas pueden venir de comentarios desafortunados en las redes sociales de superiores o directivos de la empresa, en cuyo caso la respuesta para corregir esta situación no tiene que prepararla explícitamente el community manager, pero si debe ser el que de la respuesta.

A modo de resumen, un buen community manager no es aquel que está presente de forma constante en las redes sociales. Un buen community es un profesional capaz de establecer estrategias y además desarrollarlas y ejecutarlas.

El objetivo de sus tareas, como en cualquier ámbito de la empresa, es convertir las acciones en resultados. Estas pueden ser muy diversas y no tienen por qué ser siempre referidas a las ventas. Conseguir más seguidores o afiliados a la marca ya se entiende como conversión.

¿Qué aptitudes debe tener un social media?

1) El social media debe tener conocimientos de marketing de contenidos, de la creación de marca o branding y de administración.

2) Debe ser capaz de medir y para ello necesita tener conocimiento de los diferentes sistemas de obtención del ROI, de las conversiones y de los KPIs del social media.

3) Debe tener conocimiento y formación tanto sobre posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) como de posicionamiento SEM (Search Engine Marketing).

4) Debe ser capaz de manejar herramientas vitales para el desarrollo de su trabajo tales como: un manejo profesional de Photoshop, Power Point, Microsoft Excel y editores de texto (además de una capacidad de comunicación excelente tanto de carácter escrito como oral)

5) Debe conocer los sistemas de Google Analytics, métricas sociales o business analytics y conocer también las distintas maneras de hacer publicidad y promoción de pago dentro de las diferentes redes sociales.

¿Qué aptitudes debe tener un buen community manager?

Más importante que el desempeño de las acciones, es importe tener una serie de características y aptitudes para interactuar con los usuarios y saber planificar la estrategia adecuada. A continuación, una serie de aptitudes que deben tener estos profesionales:

1) El community manager debe tener una fuerte capacidad comunicativa, tanto de tipo offline como online: tanto con los usuarios, como con los clientes o como con el personal de otros departamentos de la empresa.

2) Debe también tener capacidad para la venta de ideas o estrategias, ser una persona creativa, apasionada por su trabajo y con una clara orientación estratégica y una fuerte capacidad analítica.

3) Debe ser capaz de dedicar horas y horas a gestionar la comunidad de la marca de la empresa en los diferentes medios sociales. Por ello, deberá ser un profesional muy organizado.

4) Tiene que tener una doble visión estratégica: debe ponerse del lado de los usuarios, pero también debe hacerlo del lado de la empresa, por lo que tiene que ser capaz de adaptarse a las diferentes situaciones.

5) Tiene que ser una persona empática, es decir, conocer a los usuarios de su comunidad y ser capaz de entender lo que estos necesitan para establecer relaciones duraderas.

6) A nivel estratégico, tiene que ser capaz de detectar las debilidades, amenazas, fortalezas u oportunidades que se presenten en los medios.

7) Debe tener criterio para saber filtrar y curar el contenido que va a divulgar en los medios.

8) Además, tiene que saber trabajar en equipo, pero a la vez ser independiente. También debe ser eficiente y proactivo.

Conclusión

A modo de resumen, hay que ser capaces de diferenciar el significado que tienen los puestos de social media manager (SMM) y community manager (CM) dentro de una organización empresarial. Hay que diferenciar quién desarrolla la estrategia de Social Media y quién será el encargado de ejecutar dicha estrategia.

Muchas empresas de hoy en día tienden a ocupar ambos puestos con un solo profesional, bien por el desconocimiento de que estos realizan tareas diferentes o bien por falta de recursos económicos.

Por su parte, el social media manager es el profesional encargado de dar un enfoque estratégico y empresarial en cuanto a la presencia en redes sociales. Será el encargado de diseñar la estrategia en redes sociales y de su figura dependerá el community manager, cuya labor es gestionar y ejecutar las estrategias establecidas por el social media.

EL objetivo de este artículo ha sido aclarar que los profesionales que se dedican a trabajar en las redes sociales tienen funciones claramente diferenciadas y que hay que ser capaces de respetar estas profesiones para conseguir los objetivos que se quieran conseguir en el mundo online.

Curso Community Manager y Marketing Online

Curso Community Manager en Madrid

Finalmente si no quieres contratar los servicios de Webtematica os queremos ofrecer un gran tutorial de Community Manager y Marketing online gratuito, el curso definitivo de social media donde queremos tocar todas las redes sociales, poco a poco iremos incluyendo nuevos contenidos, tanto con imágenes e infografías como con videos y podcasts, reestructurando progresivamente el índice.

Consejos para elegir curso de Community Manager en Madrid:

Aunque parezcan obviedades, hay unas cuantas recomendaciones a la hora de elegir un buen curso de Community Manager. Partimos de la base de que es una profesión relativamente nueva que carece de titulación oficial, por lo que cada centro se rige por estándares propios no universalmente estructurados. Vamos a ello:

Dada la gran cantidad de oferta, no tendrás ningún problema en encontrar algo (que sea bueno es otra cuestión) en tu ciudad. En Madrid hay a cascoporro. Lo que sí que te tendrás que plantear es si te merece que el curso sea presencial u online más que de la ubicación en sí. Esto dependerá de los objetivos te tengas para cuando termines el curso. Siempre será mejor ir a un sitio físico para socializar y establecer relaciones de amistad y cercanía con profesionales del gremio para a la larga generar "feedback"; las relaciones personales son buenas sí o sí. Pero también es cierto que el contenido de lo presencial es perfectamente sustituible por una formación online que suele ser más barata, y es que nunca se ha escrito tanto acerca de una materia como se está haciendo acerca de la profesión de Community Manager; y nunca antes había habido tanto acerca de una materia con tan poca o nula utilidad.

La duración del curso es también un factor importante. Community Manager es una profesión de los pies a la cabeza, y como tal exige tiempo, formación y esfuerzo para dominar todos sus intríngulis. Huye de los cursos de 30, 40 o 60 horas; son caros e inútiles. Ningún ámbito educativo se domina en poco tiempo. Tampoco caigas en el error de pensar que a más horas más preparado saldrás. Como he comentado anteriormente, hay muchísima paja metida en este nuevo mundo.

El precio, como es lógico, es un factor importante a la hora de elegir, pero fíjate antes en el prestigio y la trayectoria profesional de quien/quienes lo dan y en la fama del centro que lo imparte más que en la cuantía en sí: lo barato, si no sirve para nada, siempre es caro.

Community Manager en Madrid

El programa de enseñanza y los objetivos son fundamentales a la hora de elegir un buen curso de Community manager. Dado que no existen temarios estandarizados (en parte por ser una profesión nueva, carecer de titulación oficial reconocida y ser extremadamente cambiante en plazos cortos de tiempo) cada escuela tiene programas y objetivos distintos (y cada "maestrillo" su librillo), aunque todas ellas juran que saldrás preparadísimo (¿Pero para hacer qué? Esa es otra historia). Más importante que lo que te ofrezcan es lo que tú esperas conseguir al final: ¿querrás ejercer de Community Manager?, ¿tu empresa quiere darte formación de calidad pero lo que tú quieres es pasar el trámite?, ¿quieres una titulación de prestigio?, ¿culturilla general para no quedarme obsoleto?, ¿eres emprendedor y quieres aplicar lo que aprendas a tu negocio? Puedo dar fe de que hay de TODO, hay tantas razones como personas y más oferta de calidad que demanda real o necesaria.

Como te habrá quedado claro si me has leído hasta aquí (probablemente no lo hayas hecho pero da igual, el volumen de contenido es importante para el SEO), soy bastante escéptico con respecto al 99% de la formación  y de lo que hay pululando en la red acerca del Community Management; contenido original y de calidad no hay casi nada, y de utilidad aún menos.

No me malinterpretes, considero que un buen Community Manager y una buena estrategia de marketing de contenidos, así como una interpretación analítica bien levada puede generar un aumento exponencial en las ventas de un producto, que al final es de lo que se trata (ay el vil metal!). Cribar y elegir acertadamente lo que es importante y descartar lo que no lo es es un arte, y más en esta época basada en la sobreinformación. No me extrañan por eso los recelos que provocan entre algunos ejecutivos y otros agentes acostumbrados a métodos y formas de funcionar más tradicionales; algo de razón tienen. Mucho postureo es lo que hay que dirían ahora.

En mi humilde opinión, más que una necesidad de estandarizar formación o de una titulación oficial, es que las empresas se implique de manera más directa en la formación de sus empleados o futuros profesionales y exijan formadores a la medida de sus necesidades y objetivos concretos. El Community Manager que le es útil a una empresa de telefonía no es el mismo que para una empresa de venta de coches. Y esto que parece una perogrullada parece ser que no entra en la cabeza de muchos directivos, que prefieren externalizar para desentenderse de la formación de su propia plantilla. Pues allá ellos.

Breve introducción al mundo del Community Manager

Un Community Manager no es ni más ni menos que el jefe de producto de toda la vida, el cual es el máximo responsable de un servicio o producto, pero ahora el servicio o producto a gestionar es una comunidad digital o virtual en todo su ciclo de vida desde que nace hasta que muere, definiendo las estrategias y técnicas de marketing en cada estadio.

Community Manager es un concepto intrínsecamente ligado a los conceptos de "polivalencia" y "versatilidad" colgados al cuello, lo cual puede ir desde la creación de contenidos de interés hasta el análisis de tendencias. Su labor y objetivo final puede resumirse en un profesional de Internet que ofrece el enfoque adecuado de comunicación para que su marca sea relevante y llegue con mayor facilidad al cliente o usuario.

Un raro caso de éxito y buen hacer de un profesional de este corte es Carlos Fernández Guerra, Community Manager de la policía que convirtió la cuenta @policia en el Twitter oficial de seguridad más seguido del mundo (1.500.000 seguidores y subiendo) por delante incluso que la cuenta del FBI, gracias a su estilo cercano, crítico con la sociedad actuál y empático con el usuario. "No somos humoristas, sólo hacemos comunicación de impacto" declaró al periódico ABC; y esta manera de hacer se ha convertido en un modelo a seguir para cientos de profesionales del sector de los Social Media.

Aquí van algunos datos de interés: el 89% de los usuarios de redes siguen a una marca, 9 de cada 10 en detalle y el 40% de ellos con mucha frecuencia. Teniendo en cuenta estos datos, llegamos a la conclusión de que una persona encargada de gestionar la reputación online de una marca no es un lujo supérfluo sino una necesidad.

A principios de 2014 SocialFresh publicaba unos interesantes datos acerca de este tipo de profesional en EEUU que pueden extrapolarse a todo el mundo con más o menos matices:

  1. El 79% de los Community Manager trabaja para una marca.
  2. El 21% trabaja para una agencia.
  3. La edad media es de 32 años con una tendencia al alza para el futuro.
  4. Hay más mujeres que hombre en el sector, con tendencia a nivelarse en el futuro.
  5. Invierten una media de 40 (el 64%) y 50 (el 34%) horas semanales en la gestón de su comunidad.
  6. Se decantan por Facebook antes que por Twitter como plataforma con más posibilidades de éxito para una marca.

A continuación, un esquema con los rangos salariales en 2015 de la profesión de Community Manager y otras con relación con el sector Social Media:

  • Content Manager: De 1 a 2 años de experiencia 16000/18000$; de 2 a 5 años de experiencia 20000/24000$; más de 5 años 27000/35000$
  • Community Manager: De 1 a 2 años de experiencia 16000/21000$; de 2 a 5 años de experiencia 22000/30000$; más  de 5 años de experiencia 33000/36000$
  • Social Media Manager: De 1 a 2 años de experiencia 25000/35000$; de 2 a 5 años de experiencia 35000/40000$; más de 5 años de experiencia 33000/36000$

Estos datos tienen una horquilla tan amplia en cuanto a sueldo porque no se puede poner de forma monetaria exacta conceptos tan intangibles como los basados en la imaginación, la creatividad o la capacidad de adaptación y respuesta, fundamentales en un buen Community Manager.

Y para acabar, un par de apuntes más a modo de curiosidad:

  • AERCO es la Asociación Española de Responsables de Comunidad y Profesionales Social Media que sin ánimo de lucro defiende la profesionalización de la profesión (AercoComunidad.org).
  • El cuarto lunes de Enero se celebra el día mundial del Community Manager, que el próximo año espero que os pille trabajando de esto si tenéis suerte.

Cuánto debe cobrar un community manager en Madrid

Cobrar Social Media en MadridPoco a poco, las nuevas tecnologías se han transformado en una parte esencial de cualquier empresa: el marketing digital, la comunicación online e incluso las redes sociales han ido ganándose un hueco en el campo empresarial en los últimos años hasta convertirse ya no en un factor más a tener en cuenta, sino en un valor capital.

Según estimaciones oficiales de la Unión Europea, para el año 2020 se habrán creado alrededor de 900.000 puestos de trabajo asociados directa o indirectamente con la tecnología, de los cuales cerca de 70.000 estarán relacionados con el marketing (community managment y marketing para tecnologías móviles). Además, según estas predicciones, serán los perfiles cualificados ligados al ámbito tecnológico y digital, los vinculados al trato interpersonal, así como los especializados en marketing y ventas los que más relevancia alcanzarán en los próximos cinco o diez años.

El community manager: una figura imprescindible

En estos momentos, es evidente que se trata de una profesión sólidamente constituida y establecida, pero para entender cuánto debe cobrar un community manager en una ciudad como Madrid primero sería necesario definir su labor y delimitar sus funciones de manera detallada. Conforme a la definición más extendida, el C.M. (por sus siglas en inglés) o gestor de la comunidad en línea opera como auditor de una marca determinada en las redes sociales. Este puesto se encuentra situado dentro del sector de la mercadotecnia digital y convierte al C.M. en el encargado de ejecutar las estrategias diseñadas por los denominados gestores sociales (si bien el community manager puede llegar a adoptar también sus funciones específicas).

En cualquier caso, por su propia definición se trata de una profesión muy reciente ya que, de acuerdo al consenso general, no surge antes de la aparición de la denominada Web 2.0, a finales del siglo pasado. En los últimos cinco años, no obstante, el crecimiento en el uso de las redes sociales para anunciarse en Internet y captar posibles consumidores ha hecho crecer exponencialmente su importancia hasta transformarla en parte esencial del campo del branding, con gran proyección a medio y largo plazo.

¿Qué habilidades específicas debe poseer un community manager?

Con la propagación de esta nueva profesión, no resulta sencillo distinguir qué formación y habilidades son vitales para un profesional cualificado de primer orden. Generalmente, se tiende a pensar en el C.M. como alguien que simplemente actualiza las redes sociales de la empresa, haciéndose cargo de paso de solventar pequeños problemas o dudas de los usuarios o clientes. Esta concepción, además de incorrecta, puede repercutir negativamente en la imagen y los resultados de la empresa representada. El gestor de la comunidad en línea debe poseer unas habilidades muy específicas a la hora de resultar productivo para el puesto, tal y como se expone a continuación, aunque también es necesario que encaje en un perfil multidisciplinar.

El C.M. debe ser un buen redactor

TwitterEntre las maestrías con las que debe contar se encuentran la predisposición y fluidez en la redacción de textos. Es necesario que posea por otra parte una gran riqueza semántica, pero también habilidades naturales en la edición. A la hora de titular, el C.M. debe mostrar una gran habilidad para escoger las cabeceras más llamativas y acordes al objetivo estratégico fijado. En general, debe ser una persona con un perfil creativo.

Debe tener conocimientos adecuados en programación web, flash y diseño

En muchas ocasiones, el gestor de redes diseña y crea parte e incluso la totalidad de las páginas web. Asimismo, se encarga del aspecto más visual de las aplicaciones para plataformas como Facebook o Instagram. Debe mantener actualizado Twitter, moderar los foros que su puesto requiera y organizar también encuentros en línea. Por eso es una profesión indicada para los profesionales del marketing, publicistas, diseñadores y otros comunicadores, profesionales de la información u otros con un trasfondo profesional de aptitudes similares. Ciertas competencias en la edición de vídeo pueden ser, de igual modo, relevantes en este puesto.

Debe poseer una gran empatía y habilidades sociales

Una de las principales cualidades en un community manager especializado es la capacidad de relación o inteligencia interpersonal. Según la definición de la misma La inteligencia interpersonal permite comprender a los demás y comunicarse con ellos, teniendo en cuenta sus diferentes estados de ánimo, temperamentos, motivaciones y habilidades”. En la práctica este requisito se traduce en una flexibilidad natural a la hora de facultar la gestión de grupos humanos proactivos y moderar comunidades en torno a un plan organizado, previamente establecido. Consecuentemente, es necesario que el C.M. lo tenga en cuenta y ayude a consolidar un sistema de diálogo que abra paso a la interoperabilidad con el cliente y/o el público general.

La atención al detalle y la capacidad de análisis son esenciales en un C.M.

Tras evaluar los resultados de una estrategia social o de marketing determinada, el profesional debe comprender y, en caso necesario, ser capaz de rectificarla a fin de obtener los resultados fijados en el calendario. Una rápida capacidad de reacción es también esencial en el caso de campañas cortas. Es muy necesario emplear de manera inteligente las distintas herramientas, para obtener un monitoreo constante y en tiempo real sobre qué se está opinando en la red acerca de la marca.

En resumidas cuentas, se trata de crear, analizar y encauzar la información producida en las redes sociales, monitorizando los resultados y las respuestas. Para ello, se deben crear estrategias de comunicación digital con el objetivo de establecer un círculo o flujo comunicativo. Otras habilidades esenciales en un buen gestor de comunidades (aunque no necesariamente exclusivas) pasarían por ser: paciente, adaptable, expresivo, estratega, autodidacta y apasionado. El de C.M. es un puesto en el que jamás se deja de aprender, y esto, sumado al hecho de que actualmente existen muy pocas instituciones con cursillos especializados en nuestro país, requiere un nivel de entrega y autodisciplina excepcional por parte del profesional.

Además de lo anterior, ¿cuáles son las tareas específicas de un community manager?

Como se ha mencionado anteriormente, existen algunos errores comunes en la percepción generalizada de las tareas de un C.M. No se trata, en ningún caso, de un vendedor online. El rol del profesional no deberá estar nunca enfocado a la venta directa, ni de captación de leads, ya que estas funciones van acorde a un calendario fijado de manera rígida y además suele requerir de una formación técnica más avanzada. El community manager tampoco debe prestar servicios de atención al cliente. Con la mejoría de la comunicación entre el cliente y la empresa gracias a las redes sociales y en general a la presencia en línea, es frecuente que el C.M. reciba peticiones de ayuda o quejas por parte de los usuarios. Sin embargo, no debe realizar esta función, sino trasladarla al departamento de atención al público o bien a soporte técnico, según corresponda. Estas funciones están también muy especializadas, y es recomendable evitar prácticas de intrusismo interdepartamental que pongan en peligro la eficiencia de la empresa. ¿Qué funciones realiza entonces?

Las principales tareas del C.M. pasan por:

Escuchar y extraer información pertinente a la evaluación

El responsable de una comunidad en Internet busca conversaciones sobre la empresa, producto o servicio del cual está a cargo, con la finalidad de conocer la percepción del público al respecto. Resulta imprescindible centrarse en aspectos tales como la competencia, el mercado o la opinión del público. Una vez que se ha obtenido la información, es oportuno que analice detalladamente el impacto que tiene potencialmente para la empresa, con la finalidad de evaluar y generar el contenido de un informe exhaustivo.

Transmitir los resultados obtenidos

El informe debe hacer llegar la información una vez depurada y elaborada a los demás departamentos de la empresa, con el objetivo de que los colaboradores involucrados (por lo común los administradores o gestores de redes sociales) conozcan la situación que se está presentando y les permita tomar decisiones objetivas y generar la estrategia a mejorar.

Conversar o emitir un nuevo mensaje

Una vez compartida y rectificada la estrategia por parte del departamento responsable, el community manager debe trasmitir el mensaje en las diferentes redes sociales. Para ello, es indispensable que conozca los mecanismos óptimos para hacerlo, evitando en la medida de lo posible un tono excesivamente promocional. Se considera que, a partir de este momento, sus acciones en las redes sociales se convierten de facto en la voz de la empresa. Asimismo, es necesario mantener activa la comunicación entre las personas que conforman la comunidad. Tomarse el tiempo requerido para responder a las observaciones, consultas y dudas de los usuarios permitirá retroalimentar el proceso de evaluación sobre el producto o servicio ofertado.

Compartir información de interés con el público

El éxito o el fracaso en una campaña de marketing digital en redes pasan por compartir información relevante con los usuarios. Ser capaz de seleccionar dichos contenidos de interés y compartirlos es esencial para mantener al público interesado. El propósito debe, a su vez, estar siempre orientado a implantar en la mente del consumidor digital la presencia de la empresa, marca o producto, así como la imagen deseada.

Para realizar estas tareas, además de las correspondientes de edición de imagen o vídeo, de texto y diseño, el C.M. no solo emplea herramientas básicas de soporte digital tales como gestores de tareas con calendario, cámaras profesionales, portátiles o incluso tabletas con teclado independiente, sino también otras más especializadas, como por ejemplo herramientas de publicación y gestiones de redes, de diseño, o para el análisis de datos. En ocasiones estos dispositivos no solo reclaman una inversión económica por parte del profesional, sino también un grado de especialización técnica que requiere de capital temporal (con frecuencia a expensas del tiempo libre, y por tanto no remunerado, del especialista en cuestión).

Teniendo en cuenta todos los factores analizados hasta ahora, ¿cuánto se considera que debe cobrar un community manager?

Ciertamente, no existe una respuesta simple a esta cuestión. En primer lugar, el salario habrá de encuadrarse dentro del sistema salarial nacional del país donde se trabaje. Es importante tener en cuenta este factor, ya que muchos C.M. trabajan como freelance con clientes extranjeros, por lo que sus tarifas podrían variar sustancialmente entre un proyecto y otro. Lo habitual en España es que el sueldo no entre en conflicto con el de otras profesiones digitales, así como con el contexto laboral del momento en cuestión. Se estima que el salario mensual habrá de calcularse siguiendo la siguiente ecuación establecida para proyectos puntuales (aunque también podría ser aplicable a empresas en cuya plantilla formal figure el C.M.): Sueldo del CM = su tarifa x las funciones programas dentro de una campaña – gastos e impuestos.

Esta plantilla puede resultar un tanto ambigua pero podría ser desglosada como se detallará a continuación.

Tarifa por hora: Un C.M. cualificado en nuestro país cobrará no menos de 15 euros por hora, independientemente de la duración o tamaño de la campaña.

Tarifa por gestión de un perfil online profesional: el gasto asociado a este aspecto suele establecerse en una cuantía mínima de 200 euros. Esto se aplica a cada una de las redes que el cliente desee optimizar.

Tarifa por servicios integrales en Madrid: En ocasiones, el community manager puede ofrecer paquetes especiales diseñados para pequeñas empresas o pymes. Las tarifas varían mucho, pero normalmente se estipula que el valor de estas campañas ronda los 1000 euros, aproximadamente.

Generalmente, los precios oscilan dependiendo de la magnitud del proyecto y el tamaño de la empresa en cuestión. Según los mismos parámetros las tarifas se aplicarían del siguiente modo: Un CM contratado por una empresa mediana cobra de media al año entre 15.000 y 18.000 €. Si se trata de una agencia y no de un freelance, la misma cobraría, aproximadamente, entre 600 y 2000 euros (en el caso de una empresa pequeña), entre 2000 y 5000 en el caso de una agencia mediana, y a partir de una cantidad estimada de 5000 euros para una agencia de gestión comunicativa online de tamaño grande o con una trayectoria reconocida.

Como se puede comprobar, las cifras varían mucho en función de la preparación del profesional, la complejidad de la campaña e incluso de la propia envergadura de la misma, por lo que los baremos económicos son meramente orientativos. Además, la profesión de C.M. es relativamente nueva, por lo que aún no existen prácticas completamente establecidas e inamovibles. Se recomendará consultar siempre con el profesional en cuestión, que nos ofrecerá sus propias escalas y precios, ajustándose al proyecto de manera individual.

Valoración: 
Promedio: 5 (41 votes)

Contenido Relacionado

Comentarios

Desarrollo web

  • Dominio (.com,.net, .es ...).
  • Hospedaje Web (hosting).
  • Webs autogestionables.
  • Webs escalables.
  • Diseños para móviles y tabletas (Responsive).
  • Intranets y Extranets.
  • Tiendas Online.
  • De PSD a Drupal.

Presencia en Internet

  • Comunity Manager.
  • SEO.
  • SEM.
  • Posicionamiento en Google.
  • Redes sociales.
  • Listas de Correos (Newsletters).
  • Web Temáticas.
  • Creacción de folletos, trípticos, dípticos, flyers...