Desarrollo web, SEO, Redes Sociales.

Teléfono y WhatsApp: 644 340 119

Agencia de Marketing Online y Digital en Madrid

Agencia Marketing Digital Madrid

Últimamente se pueden encontrar multitud de términos procedentes del inglés que han pasado a formar parte de la lengua castellana por su uso continuado. Ya no es habitual hablar de mercadotecnia, en su lugar se utiliza desde hace bastantes años la palabra marketing. Y, en concreto, dentro de la rama del marketing digital se han adoptado los anglicismos que están más de moda de la actualidad: engagement, lead magnet, linkbuilding, storytelling, influencer, etc. Esto se debe a la influencia de los investigadores estadounidenses de este campo, que suelen ir un paso por delante en el estudio del comportamiento de los consumidores y son los que marcan las tendencias del marketing global.

El marketing online se puede considerar una especialidad del marketing clásico que engloba todas sus técnicas y tendencias y las aplica a la comunicación en formato digital mediante la herramienta de comunicación más poderosa de la actualidad: internet.

¿Cómo se originó el marketing online?

Agencia Marketing Digital en Madrid

Fue en los años 90 cuando comenzó a utilizarse en el concepto de marketing digital, pero no empezó a explotarse hasta principios de milenio cuando fueron surgiendo nuevas herramientas sociales y los dispositivos móviles fueron evolucionando hacia los actuales smartphones. En ese momento cambió la forma de hacer publicidad, se empezó a buscar la creación de una experiencia capaz de motivar a los potenciales clientes a interactuar con las marcas.

La irrupción de las redes sociales ha provocado un crecimiento exponencial en la globalización de la información en cualquier formato. Se intercambia información en forma de textos, vídeo, audio o imagen de forma inmediata y prácticamente desde cualquier dispositivo móvil. Los hábitos de los usuarios de internet han evolucionado y se han adaptado muy bien a este medio. Ante cualquier duda, recurren a su navegador favorito para obtener respuestas. Con el marketing digital se puede conocer cuáles son las necesidades y preocupaciones del público para desarrollar una publicidad más certera.

Por estas razones, en estos días, el marketing digital se encuentre en auge.

¿Por qué utilizar el marketing digital?

Estrategia de marketing digital

Siglos atrás se fantaseaba con que en el futuro los pensamientos recorrerían el mundo en lo que dura un pestañeo y eso es lo que ocurre ahora mismo con internet. Teniendo en cuenta esto se puede entender por qué es tan importante el marketing digital. Permite llegar a un público mucho más grande, más rápido y, algo muy importante, con una menor inversión económica que los medios tradicionales de marketing.

Si una empresa decidiera poner carteles publicitarios en todos los rincones del mundo debería hacer frente a un presupuesto millonario pero, en el caso de que colocara un banner publicitario, en una web con millones de visitas la inversión económica sería asombrosamente inferior. Esta es una gran ventaja que se debe tener muy en cuenta si se tienen dudas sobre el marketing online. Al seguir profundizando entre sus ventajas se puede encontrar que, en la actualidad, cada usuario de internet se puede mover con total libertad en la red y deja un rastro de sus movimientos por este mundo digital. Con las llamadas cookies se pueden realizar estudios acerca de los intereses de las personas que navegan por Internet. Esta es una herramienta en auge, todas las páginas webs tienen la obligación por ley de avisar a sus visitantes de que al entrar en ellas se les instalarán unas cookies con el objetivo de rastrear sus hábitos para enviarles una publicidad más personalizada.

Lo más interesante del marketing digital es que, al igual que el mundo online, se encuentra en constante evolución así que conforme surgen avances tecnológicos, aparecen nuevas maneras de hacer marketing siempre inspiradas en el marketing tradicional. Además, cada vez más, se puede ver la evolución de campañas de publicidad de forma precisa gracias a la infinidad de parámetros que existen para monitorizar en vivo todas las acciones que se llevan a cabo en dicha campaña, lo que provoca que se pueda evaluar con mayor exactitud su eficacia.

Agencia digitalLas ventajas del marketing digital frente al tradicional

Es más interactivo

Como se ha comentado anteriormente, es posible conocer al instante si una determinada campaña está funcionando o no, monitorizando las reacciones de los usuarios.

Ahora no son las marcas las que buscan a los consumidores, son los consumidores los que se informan acerca de un producto o servicio antes de decidir su compra. Para ello, se servirá no solo de la información oficial de la marca sino que buscará reseñas y recomendaciones de otros usuarios. Independientemente del resultado que les cause la utilización del producto o servicio también lo calificarán o crearán una reseña. Provocando, de este modo, una mayor difusión del producto y de la marca.

Es más económico

Gracias a la interactividad se puede llegar a una gran masa de usuarios invirtiendo poco dinero. En el punto anterior hay un motivo: la interactividad permite a las marcas que los usuarios satisfechos sean los que promuevan la marca, lo que provoca un ahorro importante en publicidad. Colocar un banner publicitario o una pequeña animación o vídeo en las páginas web más visitadas es bastante más económico que crear publicidad para medios tradicionales como la televisión, la radio o la prensa.

Se puede medir de forma muy precisa

Existen multitud de herramientas para medir con exactitud y prácticamente en vivo el ROI (retorno de la inversión) para conocer el impacto de una estrategia en los consumidores. Para ello, se utilizan las redes sociales y otros programas para conocer el tráfico de las páginas web como Google Analytics, Social Bro o Who is talking, entre otras. La información está siempre disponible y es completamente medible.

Tiene mayor flexibilidad

Las campañas de marketing digital se pueden desarrollar en un tiempo corto y, en el caso de que no se obtengan los resultados deseados, se pueden modificar y reorientar en un espacio muy breve.

Se puede segmentar

Es posible dirigirse a un público específico para conseguir una comunicación perfectamente adaptada a sus intereses o necesidades y llegar a ellos de forma más efectiva que con los medios tradicionales. Para esto se utilizan herramientas como Google maps para realizar segmentaciones geográficas, Google Adwords para seleccionar las palabras clave, los horarios que más funcionan según el tipo de público o el país de origen, las redes sociales y muchas más. Se puede segmentar por sexo, edad, hábitos de consumo, motivaciones, idioma, nivel de estudios, nivel económico, etc. Esta información se puede obtener de distintas formas como la apertura de emails, la visita de una determinada sección dentro de una página web o a través de formularios o encuestas, entre otras.

Es permanente e ilimitado

En el marketing tradicional se tiene que pagar un determinado espacio sea cual sea el formato, mientras que en el marketing digital la información se encuentra siempre en línea, a disposición del consumidor durante las 24 horas del día. Además, permite publicar con la frecuencia que se desee sobre un producto o servicio y por diferentes canales, lo que la convierte en una publicidad más dinámica.

¿Cuáles son los beneficios del marketing online?

Agencia digitales Madrid

Una vez analizadas las ventajas, se puede observar que el marketing online no es una moda pasajera o un complemento a la publicidad en los medios tradicionales. Se podría decir que es una ciencia en sí misma, una herramienta muy poderosa que toda empresa debería estar utilizando independientemente de sus objetivos de crecimiento.

Los consumidores pasan varias horas cada día en el mundo digital, interactúan con otros usuarios, opinan sobre temas de actualidad o productos, comparten sus conocimientos e incluso aparece la figura del influencer, que es aquella persona que está a la última en las tendencias y es capaz de motivar a los demás a que realicen una determinada acción. Las opiniones en portales de reseñas, los artículos de en blogs influyentes y experiencias en webs personales contribuyen a que las personas compren o no un producto o servicio.

Agencia marketing digital online en Madrid

Ahora, contar con una página web corporativa completamente actualizada es insuficiente. Hay que crear un canal de comunicación con el consumidor y aportarle valor para generarle confianza y conseguir engagement. Las mejores herramientas son los artículos, los emails y las redes sociales.

Se tiende a pensar que el marketing digital es algo pensado únicamente para grandes empresas y esto es un error. Las pequeñas y medianas empresas deben aprovechar las oportunidades que brinda internet para competir de tú a tú con las grandes marcas. Es uno de los mayores beneficios que se pueden obtener, estar en primera línea de batalla sin importar el tamaño de la empresa. Esto es así porque el usuario quiere que le aporten valor, no que detrás de su producto haya una marca de gran reconocimiento mundial.

Estrategia en Marketing¿Cuáles son las técnicas utilizadas en el marketing digital?

En el marketing digital se reúnen una serie de técnicas o herramientas para conseguir llegar a la mayor cantidad de público objetivo de manera eficiente. Estas son:

El posicionamiento en los principales motores de búsqueda

Es muy importante que una vez creada una página web de una marca ésta aparezca cuanto antes delante de los ojos del público. Esto se consigue con una serie de prácticas para mejorar el posicionamiento orgánico o SEO. El posicionamiento SEO no requiere una inversión económica, sino una inversión de tiempo. Se seleccionan palabras clave, se realiza un diseño orientado a SEO y se utilizan herramientas o plugins para llevarlo a cabo. En cambio, para el posicionamiento SEM sí se necesita desembolso económico para escalar posiciones en la lista de resultados de una búsqueda y conseguir una buena visibilidad. Ambas técnicas se pueden combinar para conseguir los objetivos, pero hay que tener en cuenta que no es algo que se logra inmediatamente, lleva su tiempo.

Estrategia en ContenidosLa optimización de las redes sociales

Conocida como SMO, es básicamente preparar una página web para que su contenido sea compartido de forma sencilla en las redes sociales. Lo que se persigue es una alta difusión del contenido y, a ser posible, que se llegue a viralizar, es decir, que sea tendencia. Para ello se colocan de manera estudiada botones y enlaces para facilitar que los usuarios lo compartan.

Al igual que ocurre con el posicionamiento, existe un marketing de pago en las redes sociales conocido como SMM. Las principales redes sociales ofrecen hacer inversiones en publicidad para compartir sus contenidos, como ocurre con Facebook Ads o los hashtag promocionados de Twitter. El objetivo es llegar a todos los usuarios posibles y generar feedback para otorgar una buena reputación a la marca. Si se combina con el SEO se pueden obtener resultados increíbles.

Las campañas de email marketing

Marketing contenidos

El email marketing se lleva utilizando muchos años, pero es una parte fundamental del marketing online gracias a su indiscutible éxito con las conversiones. El email marketing es la mejor herramienta para interactuar con el consumidor de forma personalizada. Hay quienes afirman que su uso es algo del pasado, pero no pueden estar más equivocados pues aún se encuentra en buena forma.

El problema es que hay que saber utilizarla bien para no perder clientes en lugar de ganarlos. Se debe hacer de forma consentida, dejando un intervalo de tiempo entre envíos para no cansar al receptor, realizar segmentaciones para llegar al público eficientemente y, lo más importante, pensando siempre en la persona que va a recibir los correos: se vuelve a pensar en qué le motiva, qué necesita y qué se puede hacer para satisfacerla.

En caso contrario, los correos no se abrirán y es probable que acaben en la carpeta de SPAM.

Qué es la marca personal en el marketing online

Marca Personal Madrid

Las nuevas tecnologías han dado un cambio radical a las formas de comunicación e incluso a la forma de concebir el mundo. Las primeras han cambiado el devenir de los acontecimientos en muchos aspectos. Una actividad tan habitual como buscar un empleo se desarrolla ahora de una forma totalmente diferente a como sucedía hace una década. La marca personal puede ser trabajada desde cualquier parte del mundo, como puede ser la capital de España o cualquier pequeño pueblo de Madrid, sólo es necesario ordenador y conexión a internet.

En la actualidad, la entrega un curriculum en mano resulta prácticamente desfasada, haciéndose la búsqueda de ofertas de trabajo y el envío de curriculums a través de Internet. Las empresas que buscan candidatos también han encontrado en los nuevos medios de comunicación una gran herramienta, puesto que a través de las redes sociales pueden tener mucha más información sobre los candidatos de la que recabarían en una entrevista personal.

Es evidente que la imagen que se proporciona en Internet puede llegar a ser decisiva a la hora de decidir un futuro profesional.

Marketing y marca personal

Marketing en MadridEl marketing se ha definido tradicionalmente como el conjunto de técnicas destinadas a anticipar la demanda del mercado, a fin de desarrollar diferentes medios de promoción para dar a conocer los productos o servicios de una determinada empresa, intentando con ello estimular las ventas.

Durante muchas décadas el concepto de marketing ha estado unido al ámbito empresarial, pero a finales de los años ’90 comenzó a surgir un nuevo concepto que defendía la aplicación de las técnicas de mercadotecnia a las personas. Es entonces cuando surge el término marca personal.

La marca personal consiste en considerar al individuo como una marca en sí mismo, de manera que este debe promocionar su imagen de la mejor manera, asegurándose de que causa una impresión duradera. El objetivo principal es diferenciarse de los demás y conseguir que el producto que se vende, es decir, uno mismo, sea el más apreciado por el cliente potencial.

Origen del concepto de marca personal

El término marca personal o personal branding se viene utilizando con mucha frecuencia en los últimos cinco años, pero lo cierto es que no es realmente un fenómeno de reciente aparición.

Este concepto surgió a finales del siglo XX en Estados Unidos. Tom Peters publicó en 1997 un artículo publicado “The Brand Called You”, en el que se hizo referencia por primera vez a que las personas deberían considerarse a sí mismas como su propia marca y trabajar para mejorar su imagen de cara a los demás.

Peters defendía la idea de que cada uno debe buscar aquello que le hace diferente y que sabe hacer bien, a fin de potenciarlo. Si se actúa como agente libre en el mercado y se consigue que la marca personal esté bien posicionada, podrá dedicarse a aquello que verdaderamente guste y para lo que tenga aptitudes.

Tal y como ha ido evolucionando, el personal branding tiene en la actualidad mucho de marketing, pero también ha añadido muchos conceptos interesantes de la psicología, lo que ha llevado a muchos expertos a afirmar que en realidad se trata de una corriente multidisciplinar que siempre debe estar en constante innovación.

Tarjetas para marketing¿Para qué sirve la marca personal?

En el entorno económico actual, tanto a nivel local como puede ser en Madrid o a unos niveles más globales, cuando un consumidor quiere contratar un servicio tiene una amplia variedad de opciones a su disposición. En muchos casos, ya no puede elegir únicamente entre empresas, sino que también encuentra a su disposición a profesionales freelance que pueden ofrecerle un buen servicio.

Ante tanta oferta la elección no siempre resulta sencilla y aquí es precisamente cuando entra en juego la marca personal. El objetivo principal de la misma es conseguir que aquellas personas que pueden constituir el público objetivo del servicio que es ofrecido como profesionales, piensen en la alternativa ofrecida como primera opción a la hora de contratar dicho servicio.

La marca persona sirve para vender las habilidades directamente en el mercado, pero su función va más allá, es una útil herramienta para destacar dentro del entorno laboral e incluso para darse a conocer en empresas diferentes a aquella en la que se trabaja.

Fuera ya del ámbito laboral, una marca personal bien desarrollada y apreciada por los demás puede contribuir de forma muy positiva a mejorar la autoestima, puesto que una fase esencial para su creación es conocerse bien y saber en qué puede destacarse frente al resto.

¿Cómo se llega a tener una marca personal?. En nuestra Agencia de Marketing Digital en Madrid te vamos a enseñar como

Una vez expuesto el concepto de marca personal y para qué puede servir, ¿qué pasos hay que dar para conseguir tenerla? Seguidamente procede analizar diferentes conceptos relacionados con la misma que con frecuencia se llegan a confundir. Conocer bien estos conceptos ayudará a ver claramente los pasos que deben llevarse a cabo para construir una marca personal.

Personal BrandingBranding personal

El branding personal es todo el proceso a través del cual se lleva a cabo la creación de la marca personal. En esta fase, el individuo debe analizarse bien a sí mismo y descubrir cuáles son sus habilidades, dónde está y hacia dónde quiere llegar.

Hay que conocerse bien a uno mismo, pero también el entorno. Esto ayudará a detectar oportunidades e incluso las amenazas que pueden suponer un obstáculo en el camino hacia el objetivo deseado.

Marketing personal

Este concepto hace especial referencia al uso de las herramientas de promoción habituales para vender, aunque en este caso no se trata de vender un producto o un servicio, sino de venderse a uno mismo.

Las nuevas tecnologías son los mecanismos más usados en la actualidad para el desarrollo de la marca personal. Las redes sociales pueden ser de gran ayuda en esta cuestión, pero no hay que olvidar las relaciones personales. Reunirse cara a cara (incluso aunque sea de forma virtual) con los clientes y con otros profesionales es una buena manera de seguir dándose a conocer e incluso de encontrar nuevas sinergias.

Marca personal

Una vez conseguido un pleno conocimiento de todas las habilidades propias y también de las debilidades, y habiendo comenzado la fase de darse a conocer a través de diversos medios, puede decirse que ya ha sido creada la propia marca personal.

Conseguir un cierto reconocimiento dentro del ámbito en el que se desea destacar no es suficiente como para relajarse creyendo que los clientes van a seguir llegando sin desarrollar ningún esfuerzo. La marca personal debe trabajarse cada día, no solo a nivel de promocionarse, sino también trabajando en uno mismo, desarrollando o mejorando habilidades y ofreciendo un buen servicio a los clientes.

Riesgos a la hora de crear una marca personal

Tener la propia marca o personal branding es algo que puede producir magníficas vibraciones, pero hay que tener en cuenta que no se trata de un proceso sencillo ni exento de riesgos.

Encasillarse y no seguir evolucionando

Al crear una marca personal uno de los primeros pasos que deden darse es definir lo que se quiere ofrecer a los demás y determinar el público al que va destinada dicha marca. Sin embargo, el entorno es cambiante y puede que lo que hoy está de moda o es necesario mañana no lo sea.

En el ámbito laboral se exige cada vez con más frecuencia a los profesionales que estén especializados, pero que a la vez sean flexibles y puedan llegar a ser multidisciplinares. Pues bien, en el caso de las personas que han desarrollado una marca profesional, también existe esta necesidad.

Quien se venda como producto debe estar siempre atento a lo que ocurre en su entorno, a fin de no quedarse estancado. Siempre es bueno seguir formándose y desarrollando nuevas habilidades. No se trata tanto de dar un cambio profundo a lo que se vende como de buscar tareas que puedan llegar a ser complementarias de aquello en lo que se destaca. De esta forma, se tiene la seguridad de ofrecer siempre al público objetivo un extra de calidad en el trabajo y de no quedarse rezagado.

No ser realista

Existe un gran volumen de personas que mienten en su curriculum. En la gran mayoría de los casos, esas mentiras no son demasiado graves, pero en otros casos pueden llegar a suponer un auténtico desastre tanto para la empresa como para el trabajador, si se acaba contratando a una persona que se supone que tiene una habilidad o unos conocimientos de los que en realidad carece.

Con la marca personal ocurre lo mismo. A todo el mundo le agradaría tener un amplio dominio de infinidad de materias y labores, pero no es posible. Si se quiere que los demás aprecien el trabajo realizado y valoren la marca personal, es prioritario practicar un ejercicio honesto de sinceridad no vender nada que no pueda ofrecerse realmente. Una cosa es intentar ser un profesional lo más versátil posible y otra muy diferente tergiversar la realidad.

No ser realistas puede tener efectos muy perjudiciales para la credibilidad de la marca personal. En el momento en que alguien se dé cuenta de que aquello que alguien vende sobre uno mismo no es real, puede darlo a conocer y desencadenar una crisis de reputación que deje esa marca muy dañada o incluso llegue a acabar con ella.

Obsesionarse con la marca

El desarrollo de una marca personal requiere de un trabajo constante. Tener una cierta imagen y una cierta reputación no es algo que se consiga en cinco minutos. Es cierto que hay que dedicarle mucho tiempo, pero tampoco se deben superar ciertos límites.

Al margen de intentar crear la mejor marca posible, no hay que olvidar que por encima de todo impera la condición humana y que como tal es necesario descansar y relajarse. A veces, detenerse a tomar un poco de aire fresco es la mejor manera de retomar el trabajo con la mente más despejada.

¿Cómo nuestra Agencia en Madrid de Marketing Online te ayuda a gestionar la marca personal?

Agencia Madrid Marketing

La gestión de la marca personal debe hacerse siempre de manera personal e intentar buscar aquello que puede sentar diferencias con los demás. No obstante, hay algunas cuestiones generalistas dignas de tener en cuenta que pueden resultar de gran ayuda, nosotros te vamos asesorando para que progresivamente puedas ir trabajando en ésta.

Lo primero es contar con un dominio propio, ya sea una web o un blog. Es necesario contar con un espacio propio en el que pueda darse un desarrollo más amplio a la marca, en el que las personas interesadas puedan conocer más sobre la misma y entrar en contacto con el profesional.

No basta únicamente con tener un espacio propio, también hay que trabajar para conseguir que ese espacio online aparezca en la primera página de resultados de Google y otros buscadores de Internet, ya que en caso contrario será complicado que el público llegue hasta la web o blog. Por tanto, el SEO es otro de los aspectos fundamentales que deben trabajarse a la hora de gestionar una marca personal.

Las redes sociales son una de las mejores herramientas para contribuir a dar a conocer una marca. LinkedIn y Twitter son las imprescindibles para la mayoría, si bien se puede ir ampliando la presencia en otros social media, pero teniendo siempre en cuenta si el volumen de clientes potenciales que hay en cada red social es suficiente como para que merezca la pena invertir tiempo en ellas.

No se trata únicamente de abrir un perfil y compartir contenido, también hay que apostar fuerte por la interacción. La comunicación directa sigue siendo la mejor forma de darse a conocer y de causar impacto. Eso sí, conviene seguir siempre las reglas de etiqueta de cada social media y mantenerse alejado de las polémicas.

Otro aspecto importante a tener en cuenta en las redes sociales es la foto de perfil. Si se está tratando de vender una marca, la foto debe ser siempre lo más profesional posible y transmitir aquello que se desea que los demás aprecien.

Cuando la marca ha crecido tanto que el profesional ya no tiene tiempo para ciertas cuestiones, como gestionar sus redes sociales, siempre surge la duda sobre si es conveniente recurrir a la gestión externa de la marca personal. Aunque hay muy buenos profesionales en estas lides, siempre se recomienda que la marca personal sea gestionada por el titular de la misma y que, en caso de que tenga que delegar en otra persona, no sea una delegación al 100 %, puesto que se corre el riesgo de que la marca pierda personalidad.

Qué es el inbound marketing y como se aplica a la empresa local madrileña

Como inbound marketing se entiende aquella técnica de marketing en la que se unen procesos propios de la publicidad y la mercadotecnia que destacan por su carácter no intrusivo.

Al aplicar esta técnica, se intenta entablar contacto con un potencial cliente en el momento inicial de un proceso de compra para seguir junto a él durante el desarrollo de dicho proceso.

Se le facilita así y en ese lapso de tiempo toda aquella información que, en forma de contenidos de alto valor añadido, le permitan avanzar hacia una decisión de compra final en la que elija un producto de la marca que ha activado el proceso de inbound marketing.

Con la aplicación de esta técnica, las empresas consiguen incrementar los momentos o puntos de contacto con clientes potenciales que inician procesos de compra y crean en ellos conciencia de marca.

Con una adecuada ejecución de una estrategia de inbound marketing, la marca que elige esta técnica se integra en el imaginario del cliente potencial. En una situación óptima, se consigue una venta; pero si el proceso no se cierra con una transacción comercial, la firma obtiene también un rendimiento que deriva de la incorporación de la marca al ecosistema del cliente potencial.

Cuando una empresa emplea el inbound marketing, sus productos o servicios se sitúan en posición de privilegio respecto a los de la competencia y se ubican de manera óptima ante nuevos procesos de compra que el cliente potencial o sus familiares y amigos puedan activar a corto y medio plazo.

¿Qué herramientas se utilizan en el inbound marketing?

Las herramientas que puede utilizar una empresa que ha decidido incluir el inbound marketing en su proceder son múltiples. Todas coinciden sin embargo en una cosa: deben ser formas de acceder al usuario o cliente potencial de manera no intrusiva y que aporten valor. Algunas de ellas son las siguientes:

Marketing de contenidos

Como márketing de contenidos se entiende aquella técnica consistente en la creación de contenido de calidad que se distribuye a través de los mecanismos oportunos entre personas u organizaciones que se consideran potenciales consumidores de los servicios o productos que comercializa una empresa.

El marketing de contenidos mejora la imagen de las marcas a las que se aplica y permite generar relaciones de largo recorrido con individuos o entidades que en un futuro pueden convertirse en consumidores de un producto o servicio determinado o actuar como prescriptores del mismo.

SEO local en Madrid

El SEO -Search Engine Optimization o, en castellano, Optimización del Motor de Búsqueda- es una disciplina que consiste en mejorar la visibilidad de un sitio web mediante un adecuado posicionamiento de este en los motores de búsqueda más usuales para posicionar adecuadamente la página que representa a un negocio u organización. Para ello, conviene conocer qué elementos prima cada motor de búsqueda. Actualmente, y con mucha diferencia respecto a sus competidores, Google es líder absoluto con una penetración del 95 %, pero existen otros que también conviene conocer.

Recientemente, el concepto de SEO se ha reformulado y, así, especialistas como Matt Cutts –director del departamento de Google que lucha contra el spam- prefieren hablar de Search Experience Optimization o, en castellano, Optimización de la Experiencia de Búsqueda. Cutts entiende la búsqueda de información en la red como una experiencia que, a poder ser, debe resultar siempre óptima o, lo que es lo mismo; agradable y satisfactoria.

Social media marketing y publicidad en buscadores

El social media marketing es el proceso de generar tráfico hacia un sitio web utilizando las diferentes redes sociales. Consiste en publicar contenidos de interés en estas redes que llamen la atención del usuario y lo inciten a acudir a una web concreta para completar la información que le ha llegado a través de la red social en la que participa.

Otra manera útil y adecuada de atraer tráfico a un sitio web es la inserción de publicidad en buscadores, relacionada siempre con las búsquedas que está realizando el cliente potencial.

Email marketing

Como email marketing se conoce aquella herramienta mercadotécnica que consiste en el envío de información, propuestas o publicidad a través del correo electrónico. Destaca por su reducido coste y por la posibilidad de automatizarse.

Analítica web

Aunque no es una técnica que permita trasladar a un cliente potencial información alguna, la analítica web es fundamental dentro de cualquier acción de inbound marketing, ya que permite analizar con detalle el resultado de las diferentes acciones que se han activado dentro del proceso de inbound marketing.

Sin los datos que se obtienen durante este análisis, la ejecución de cualquier tipo de estrategia de inbound marketing perderá eficiencia.

¿Qué aporta el inbound marketing a una empresa madrileña?

El inbound marketing es una acción promocional de larga duración cuyo proceso debe desarrollarse, además, de manera no intrusiva y ofreciendo el contenido que se considere puede necesitar el cliente potencial en cada una de las fases del proceso de compra que ha iniciado. Es, por tanto, un método complejo que exige habilidad e inteligencia en su desarrollo, pero que reporta beneficios indiscutibles.

Uno de los principales beneficios que se estima que reporta una estrategia bien ejecutada de inbound marketing es permitir a cualquier empresa multiplicar por siete en dos años el número de contactos cualificados.

Los contactos cualificados son aquellos clientes potenciales incluidos en una base de datos con su nombre y, al menos, una forma de contacto, que han dado permiso para que se les envíe información o la han solicitado directamente.

Hay que diferenciar los contactos cualificados de los contactos de baja calidad, que son aquellos que se acumulan pero tienen escasas posibilidades de convertirse en clientes finales.

Con una adecuada estrategia de inbound marketing, cualquier empresa activará un canal de captación de clientes potenciales o registros al margen de los medios de pago, podrá activar un sistema automático de generación de oportunidades comerciales, ampliará de manera constante su base de datos y será capaz de crear una comunidad de individuos interesados en la marca o marcas de que disponga.

Los contenidos de calidad posicionan a las empresas que los elaboran en el imaginario colectivo y, con ello, la imagen de sus marcas mejora.

La filosofía del inbound marketing

Agencia de Inbound Marketing en Madrid

Las filosofías que subyacen tras los conceptos de inbound marketing y outbound marketing son contrapuestas. El outbound marketing persigue que la marca o marcas de una empresa estén presentes de manera constante en el día a día del cliente potencial mediante técnicas como la publicidad exterior, el merchandising o la publicidad en medios de comunicación; pero el inbound marketing parte de un principio diferente.

Este principio del que parte el inbound marketing es el de la atracción y consiste en dirigir hacia una marca al individuo que los gestores de esta consideran un cliente potencial. La atracción se produce además sin que medie presión alguna por parte de la marca y sin que los mensajes que esta lanza interrumpan los quehaceres cotidianos del cliente.

De lo que se trata es de que ninguno de los mensajes que se dirigen al usuario sean agresivos ni en el fondo ni en la forma ni en sus circunstancias, para lograr así que el acercamiento del cliente a la marca se produzca de una manera natural. Al activar una estrategia de inbound marketing, hay que tener siempre en mente una máxima: el cliente potencial tiene su vida y sus objetivos y hay que amoldarse a ello.

Con todo, hay que decir también que las técnicas de inbound y outbound marketing no son excluyentes y pueden complementarse. Aquí, por supuesto, es clave la inteligencia y la habilidad de quien las aplica. De lo que se trata es de conseguir formar parte del imaginario de los clientes potenciales pero logrando siempre formar parte del conjunto de elementos positivos que conforman ese imaginario.

La historia del inbound marketing

El inbound marketing nace como concepto en 2005 y quien lo formuló por vez primera fue Brian Halligan, uno de los fundadores de HubSpot. HubSpot es una plataforma de inbound marketing que tiene como finalidad ayudar a las empresas a explicar en su propia web, atraer, involucrar y satisfacer a sus clientes y clientes potenciales.

Halligan y sus colaboradores aseguran que, allá por los primeros años del siglo XXI, entendieron que las empresas no habían modificado sus métodos de venta al mismo tiempo que las personas variaban sus formas de vida, relación y compra. A partir de esa primera observación, crearon aplicativos para los departamentos de venta que hoy utilizan más de 15.000 empresas en 90 países.

La metodología del inbound marketing se concretó en un libro elaborado por David Meerman Scott titulado The New Rules of Marketing and PR (Las nuevas reglas del Marketing y las Relaciones Públicas), en el que se expone de qué manera han condicionado la mercadotecnia las herramientas 2.0.

Halligan publicó también otro libro titulado Inbound Marketing: Get Found using Google Social Media and Blogs (Inbound Marketing: Hazte Encontrar Utilizando Google, las Redes Sociales y los Blogs) que ha popularizado esta manera de acercar productos y servicios a los individuos. Con todo, el libro de Scott da ya una pista con su título: el inbound marketing tiene mucho más que ver con las relaciones públicas que con la publicidad.

Las fases del inbound marketing aplicados en nuestra Agencia en Madrid

El inbound marketing es un proceso dinámico y, como todo proceso dinámico que se desarrolla durante un periodo de tiempo, consta de una serie de fases que son las que siguen:

Atracción

Mediante la utilización de diferentes técnicas de mercadotecnia y publicidad, se atrae al cliente potencial hacia una página web que representa a una empresa o marca y en la que se incluye información útil para sus intereses y estilo de vida.

Conversión

En la fase de conversión, se activarán las técnicas precisas para conseguir que la mayor parte posible de las visitas que recibe la web de la marca o la empresa se conviertan en registros que puedan ser incorporados a una base de datos. Lo más útil en esta fase es ofrecer al usuario o cliente potencial contenidos de interés a cambio de que facilite sus datos de contacto.

Educación

Una vez que ya se dispone del permiso para enviar contenidos a un cliente potencial, es preciso remitirle vía correo electrónico información útil que pueda servirle durante el o los procesos de compra que haya iniciado o pueda iniciar. Cada uno de los contactos a los que se remite información debe ser valorado según las posibilidades que se estime que existen de que adquiera un producto o servicio.

Cierre y fidelización

El inbound marketing es, ante todo, un mecanismo de relación con clientes y permite no solo obtener clientes efectivos que adquieren productos que una empresa elabora o servicios que una firma presta. También sirve, y quizá esta sea su utilidad fundamental, para mantener a los clientes satisfechos ofreciéndoles información útil y para conseguir prescriptores.

El prescriptor es aquel contacto que, pudiendo o no ser un cliente efectivo, está al tanto del devenir de una empresa o marca e informa acerca de sus novedades a aquellos individuos con los que se relaciona. Cuidarle es, por tanto, tan o más beneficioso que cuidar a un cliente efectivo, ya que puede generar de manera indirecta más facturación que un contacto que sí compra.

Conceptos del inbound marketing

Inbound Marketing Madrid

Existen una serie de conceptos que cualquier empresa –independientemente del sector en el que trabaje o esté localizada o no en la capital española- que tenga previsto activar una estrategia de inbound marketing a medio, largo o corto plazo debe conocer para actuar de manera adecuada:

Buyer person

Es la representación ficticia del cliente ideal. Si se le caracteriza y describe como es debido, resultará mucho más fácil la compleja tarea de localizar o elaborar el contenido que los clientes reales necesitan.

Contenidos

Son materiales de interés cuidadosamente elaborados que se remiten a los contactos de una base de datos para ayudarles a tomar una decisión de compra.

Segmentación

Los contactos incluidos en una base de datos tienen diferentes intereses y necesidades; por eso es importante segmentar la base de datos y remitir a cada contacto la información que desea recibir.

Automatización

Es imposible que una persona ejecute de manera manual todos los envíos a que obliga una estrategia de inbound marketing; por eso es imprescindible disponer de herramientas que automaticen los envíos y aseguren que cada contacto recibirá aquello que necesita en el momento en que lo desea.

Análisis

Los procesos automatizados generan datos que puedan analizarse y permitan ganar en eficacia y rentabilizar el máximo las diferentes acciones incluidas en una estrategia de inbound marketing.

Que es el growth hacking y como lo aplica nuestra Agencia de Marketing Online en Madrid

Growth Hacking es uno de los términos más utilizados hoy en el día a día de toda startup, pero pocos saben en qué consiste.

Según los expertos, el Growth Hacking es una disciplina que se practica con el objetivo de incrementar rápidamente y de manera notoria tanto el volumen de usuarios, como los ingresos, e impactos de una empresa, siempre atendiendo al menor gasto y esfuerzos posibles. Es decir, lograr que la idea empresarial crezca de manera significativa invirtiendo lo mínimo.

En ocasiones, estos conceptos quedan desdibujados, porque Growth Hacking no es:

  • Marketing disfrazado
  • Una frase de moda usada para aumentar los salarios

Eso sí, siempre se debe tener en cuenta que Growth Hacking es el futuro de los productos de Internet.

La (breve) historia del Growth Hacking

El concepto de Growth Hacking (hacker del crecimiento en una traducción literal al castellano) fue acuñado por Sean Ellis en 2010: según sus palabras, el concepto surge de su frustración al contratar reemplazos para sí mismo. Esto puede explicarse.

Y es que Ellis había ayudado a una serie de empresas de Internet a lograr un crecimiento increíble y algunas de ellas incluso lograron salir a bolsa. Por este hecho, Sean llegó a convertirse en la persona de referencia para las startups cuando querían ver crecer su número de usuarios. Su trabajo consistía entonces en la ayuda al crecimiento, la creación de sistemas, procesos y mentalidades, que podría mantenerse después de su partida. Y cuando su trabajo finalizaba, debía entregar las claves de este crecimiento a otra persona, y así él podría dedicarse a otros proyectos. Pero justo en este punto es donde comenzaban sus problemas.

En el proceso de búsqueda, consultó muchos currículums: algunos podrían valer, pero no estaba completamente seguro. Eran personas expertas en marketing, con títulos en la materia y con una amplia trayectoria profesional, pero Seal Ellis sentía que aún necesitaba algo más para poder contar con un reemplazo con garantías: y es que lo que Ellis planteaba no estaba dentro de las estrategias de juego más tradicionales.

Un comercial, por norma general, se basa en enfoques amplios, y aunque cuente con habilidades prometedoras y con gran valía, en muchas ocasiones, no son nada útiles para los primeros años de las startups. Y es que en esa primera fase, no se precisará ni un profesional encargado de construir y gestionar un equipo de marketing, ni tampoco uno que se centre en gestionar proveedores externos, ni mucho menos un profesional que vaya a establecer un plan de marketing estratégico para lograr objetivos corporativos. Simplemente deben basarse en una idea: la del crecimiento.

Así que Sean Ellis se dio cuenta de que no necesitaba vendedores y que era lo que le estaba llegando. Por tanto, cambió su propuesta, y escribió una entrada en su blog con el título: Find a Growth Hacker for Your Startup. Así surgió la idea.

Qué es un Growth Hacker

Un Growth Hacker no es un reemplazo para un vendedor tradicional, ni tampoco para un experto en marketing. Tampoco se debe pensar en el Growth Hacker como un profesional mejor a los anteriormente citados. Simplemente, un Growth Hacker es una figura distinta a la del comercializador. En palabras de Sean Ellis, un Growth Hacker es una persona cuyo verdadero norte es el crecimiento (así lo explica en su blog).

Así, se puede decir que cada decisión que un Growth Hacker toma está basada en el crecimiento. Cada estrategia, cada táctica y cada iniciativa, se pone en marcha con la esperanza de crecer. El crecimiento es la única meta que un Growth Hacker tiene en su cabeza, lo que le hace moverse cada día.

Los profesionales de las ventas y el marketing tradicionales también se preocupan por el crecimiento, pero no en la misma medida. Cabe recordar en este punto que el Growth Hacker solo tiene como objetivo el crecimiento, casi de una forma obsesiva, y precisamente por ello pueden llegar a conseguir esa meta de manera más temprana, puesto que no tienen que preocuparse por nada más, ni cifras, ni beneficios, ni inversiones…

Este tipo de centralización total en el crecimiento es lo que da lugar a las herramientas, métodos y mejores prácticas en las que se basa el Growth Hacking, que no existían antes de Ellis, y que por supuesto, no están presentes en los libros de texto del marketing tradicional. Además, cuanto más se trabaja en ellas, en más grande se convierte el abismo que separa las dos disciplinas.

Redefinición del producto

Los profesionales del marketing comprenden a la perfección los productos tradicionales. Pero ese concepto ha cambiado de manera drástica con la llegada de Internet.

Durante miles de años, el producto había sido un bien físico. Ahora producto también es un software, algo intangible formado por bytes. Antes, el producto era el jabón o un coche. Ahora, proyectos como Twitter son un producto. Y este nuevo tipo de producto exige un cambio en el pensamiento.

Esta redefinición de producto supone que él mismo pueda adoptar un papel en la implantación: por ejemplo, el producto Facebook permite que el usuario lo comparta con sus amigos y así mejor su experiencia. Dropbox aumenta el almacenamiento en la nube si se recomienda a un amigo (un trabajo de Sean Ellis). Desde luego, un champú no podría aumentar de volumen solo por ello.

Para Ellis, los Growth Hackers deben comprender el potencial latente de los productos de software para expandirse y es su responsabilidad transformarla en una realidad.

Redefinición de la distribución

A pesar de la importancia del producto, sería una tontería restringir sus actividades solo al mismo. Internet juega un doble papel: redefiniendo el producto, así como su distribución, que no tiene por qué estar dentro del producto. Solo aquellos que comprendan los comportamientos de las personas podrán utilizar ese conocimiento para realizar estrategias de crecimiento iniciales.

Si echamos la vista atrás, hasta los años 50 del siglo pasado, obtendremos un buen ejemplo. Estados Unidos veía como se construían carreteras que unían pueblos y ciudades, las interestatales. Unos visionaros se dieron cuenta de que los usuarios de esas carreteras necesitarían parar a hacer descansos: así nació McDonald's. Se trata de un buen ejemplo, fuera de Internet, de Growth Hacking.

Basándonos en esto, podemos entender Internet como la carretera por donde viajan los usuarios, una carretera invisible. Los productos solo deben situarse de manera estratégica para llegar a los clientes. Estas carreteras se construyen a través del SEO; la casa de un amigo es su perfil de Facebook y el cine en YouTube.

Qué quiere decir hacker en Growth Hacker

Las diferentes connotaciones de la palabra hacker dan una buena definición del concepto Growth Hacker.

Ingenious Hacker

Hacker se utiliza a veces para referirse a alguien que es inteligente, original o inventiva. Ellos usarán lo que esté a su disposición para crear una solución que sería pasada por alto por otros.

Esta misma actitud se encuentra en el Growth Hacker, porque se ven obligados a ser ingeniosos para poder lograr el crecimiento de la startup. Y es que los caminos para el crecimiento no suelen ser obvios ni están marcados y se precisa de una creatividad extrema para encontrarlos.

Hacker de Software

Hay ocasiones en las que el término hacker se utiliza para referirse a un ingeniero de software. Un Growth Hacker no tiene por qué ser un programador (aunque podría serlo), pero lo que es cierto es que necesitará conocer las nuevas tecnologías, puesto que las soluciones para lograr los objetivos de crecimiento de las startups están basadas en ellas.

Para los Growth Hackers, los software, las bases de datos, APIs y todas aquellas herramientas relacionadas no tienen secretos, puesto que son la base de las estrategias de crecimiento. Si las comprende, y además sabe como crearlas (si se da la circunstancia de que es un programador) sus trabajos serán más eficientes, pero esto no es imprescindible.

A lo que sí está obligado es a interesarse por la tecnología y entenderla de manera profunda para alcanzar el éxito. Aunque no programe, sí que deberá entender el lenguaje de programación para poder dirigir al equipo que se encargará de esos trabajos y desarrollos. Porque no olvidemos que los productos hoy en día están basados en tecnología y dominarla es la base para lograr el crecimiento.

Hacker Ilegal

Por último, el término hacker también se utiliza para describir a alguien que accede sin permiso a un sistema. Aunque un Growth Hacker no debería cruzar los límites en el sentido ilegal, sí que están constantemente empujando los límites establecidos de manera tradicional en el marketing y las ventas.

Un experto en Growth Hacking aprovechará las debilidades y los agujeros de los productos. Es el caso en el que una plataforma social libera una API: un Growth Hacker puede usarla para obtener usuarios antes de que la API se fije para cerrar el agujero que utilizaron. Es decir, estos profesionales están al acecho de las debilidades del sistema que permitirán el crecimiento.

El futuro de los negocios de Internet

El Growth Hacking es una tendencia muy interesante que arroja luz al futuro de los negocios que están basados en Internet. Usualmente, había en muchas ocasiones una barrera entre el equipo del producto, los que lo idean y lo desarrollan, y los responsables de la adquisición de usuarios para el producto, es decir, los que lo promocionan y lo venden. Los creadores, construyen, mientras que los vendedores, empujan.

Durante un tiempo, este método de trabajo funcionó de manera óptima, pero ese momento ya finalizó. Ahora los responsables del crecimiento tienen que aprender lo que es una API, y los responsables de la programación tienen que pensar en la experiencia del cliente dentro del producto. Los mundos están chocando.

Este intercambio cruzado tiene sentido. Si el crecimiento es realmente el alma de una organización, entonces ¿por qué no será el crecimiento el responsable de entretejer todos los aspectos de la organización? Incluso la atención al cliente debería ser llevada a cabo por personas que piensen en el crecimiento, ya que los clientes enfadados con el producto o la marca, los descontentos, son un freno para el crecimiento. Y los diseñadores deben diseñar con un ojo en el crecimiento, pues las cosas bonitas, por sí solas, no siempre adquieren usuarios. Por tanto, ya no solo la compañía, sino los equipos que la construyen, ya no se parecen casi en nada a lo que estábamos acostumbrados.

Por ahora el Growth Hacking es relegado a las startups, pero con el tiempo, será patrimonio de las empresas más consolidadas. Hay que tener en cuenta que, por lo general, Startups carecen de recursos así como de una amplia red de colaboradores que les permitan seguir las líneas habituales en las que trabaja un comercializador habitual. Por tanto, se han visto obligados a adoptar de manera más inmediata el Growth Hacking. Pero las grandes corporaciones también podrían aprovechar de las ventajas que este ofrece: si se puede hacer Growth Hacking con pocos recursos, solo hay que imaginar las posibilidades cuando se tenga una presupuesto considerable para ello.

En resumen sobre Growth Hacking

En el panorama empresarial actual, los vendedores y los expertos en marketing siguen siendo realmente importantes para las empresas, aunque es precisa la figura de un profesional que se encargue única y exclusivamente del crecimiento, como es el Growth Hacker. Esto viene propiciado, entre otras cosas, por la propia naturaleza de los productos de Internet, ya que según ella, por sus propias características, los productos son responsables de su crecimiento

Además del producto también el canal de distribución está sufriendo cambios significativos: solo aquellos que logren comprender el movimiento de las personas tienen futuro.

Los Growth Hackers, gracias al conocimiento que tienen sobre el producto y la distribución están capacitados para ofrecer soluciones que propicien el crecimiento. Para ello, se basarán en las nuevas tecnologías, en su ingenio y en la aventura de explorar más allá de los límites que están aconsejados.

Las startups más punteras del momento, con mayor número de usuarios y más conocidas en la actualidad son grandes ejemplos de Growth Hawking. No hay más que ver las técnicas de crecimiento que han utilizado para su consolidación empresas como AirBNB, Dropbox, o el gigante Facebook.

Conclusión

Agencia marketing digitales online

El marketing online es muy necesario hoy en día debido a la velocidad del intercambio de información que existe. Se debe aprovechar que el usuario busca saber más sobre los productos y las empresas para, en lugar de perseguirle y llegar a agobiarle, darle a conocer los valores de la marca y conseguir conectar con él. Y para ello nada como confiar en la mejor agencia de marketing online de Madrid para ayudar a que tu negocio despegue consiguiendo acercar a clientes potenciales y fidelizar a los ya existentes.

Valoración: 
Promedio: 5 (31 votes)

Comentarios

Desarrollo web

  • Dominio (.com,.net, .es ...).
  • Hospedaje Web (hosting).
  • Webs autogestionables.
  • Webs escalables.
  • Diseños para móviles y tabletas (Responsive).
  • Intranets y Extranets.
  • Tiendas Online.
  • De PSD a Drupal.

Presencia en Internet

  • Comunity Manager.
  • SEO.
  • SEM.
  • Posicionamiento en Google.
  • Redes sociales.
  • Listas de Correos (Newsletters).
  • Web Temáticas.
  • Creacción de folletos, trípticos, dípticos, flyers...