Desarrollo web, SEO, Redes Sociales.

Teléfono y WhatsApp: 644 340 119

Qué es el porno de venganza. Casos en concreto y legislación española

Vamos a empezar con un autoanálisis:

  • ¿Has protestado cuando tu grupo de colegas ha mandado por Whataspp imágenes de mujeres humilladas o sexualizadas sin su consentimiento o conocimiento?
  • ¿Has discutido alguna vez con un alguien por atacar la dignidad de una mujer sin estar ella presente?
  • ¿Has perdido el contacto con alguien por hacer chistes reiterados sobre violaciones u otras prácticas ofensivas y dañinas sobre las mujeres que generan violencia y muerte?
  • ¿Te has propuesto alguna vez no banalizar el machismo porque eres consciente de que el machismo mata?
  • ¿Te niegas a culpar, sin matices ni peros, a las mujeres que sufren violaciones o maltrato y a banalizar las agresiones machistas?

Si no contestas sí a estas cuestiones, no lo dudes, eres parte del problema.

Según un informe publicado por la Comisión de Banda Ancha de la ONU, casi tres cuartas partes de las usuarias de internet han estado expuestas a alguna forma de violencia cibernética. Por eso, desde el organismo reclaman a los gobiernos y a la industria a trabajar más y mejor para proteger al creciente número de mujeres y niñas que son víctimas de amenazas y acoso en la red.

El porno de venganza en la legislación española:

La necesidad de enfrentarse a nuevos delitos que tienen su origen en el desarrollo de nuevas tecnologías hace que las legislaciones estatales de todos los rincones del mundo estén haciendo un gran esfuerzo a contrarreloj para adaptarse a los nuevos tiempos delictivos y contar con bases jurídicas sólidas para actuar.

El porno de venganza no es otra cosa que compartir por Internet material sexual comprometido de otra persona sin su consentimiento explícito, y es uno más de los muchos nuevos delitos que afloran como setas.
Las recientes reformas del Código Penal español, en concreto el nuevo artículo 197.7, contempla penas de 6 a 12 meses de cárcel para los autores de difusión de contenido sexual sin consentimiento del afectado, aplicándose la pena máxima cuando la persona que comete este delito haya tenido una relación afectiva con su víctima, o la víctima pertenezca a un grupo vulnerable como ser menor o discapacitada.

En caso de que el afectado sea menor de edad y bajo determinadas circunstancias, podrían actuar los tipos penales previstos para la pornografía infantil, evidentemente más duros.

En el caso de que el material haya sido conseguido de forma lícita y consentida, su difusión posterior requerirá de un nuevo consentimiento.

Y como con casos concretos de porno de venganza la cosa se entiende mejor, vamos con unos cuantos ejemplos, desde los banales a los más dramáticos. Empecemos:

Despecho y porno de venganza, un cóctel explosivo:

*Kaylea Reid dejó a su novio y empezó una relación con el jefe de su empresa, una asociación benéfica llamada Affinity Trustse.
Lo que empezó como un coqueteo e intercambio de fotos subidas de tono por Whatsapp acabó en juicio cuando él decidió acabar con la relación. Ella, dolida y despechada publicó fotos de él desnudo en el perfil de Facebook de su mujer.
El hombre en cuestión denunció los hechos y ella ue condenada a un alta condicional al pago de una compensación de 20 libras al mes durante seis meses meses para evitar la cárcel.

El porno de venganza como delito

**Alex Sturrock, exnovio de Adele, denunció a la artista por, según él, publicar un álbum (“21”) basado en su relación con él.
La demanda no prosperó, y cuatro años después publicó fotografías íntimas de la cantante

.
Porno de venganza delito de

*Annastella007 (seudónimo de Internet) llegó a su dormitorio y se encontró un paquete de condones vacío y unas bragas enormes, prueba irrefutable de que su marido la había sido infiel. ¿Qué hizo con las pruebas del delito? Venderlas por Ebay. Además, advirtió a los usuarios de la plataforma que en breve sacaría a la venta más artículos de su marido, como una Harley Davidson que pretendía vender por 99 céntimos.

**David Honeybell, al enterarse de que su mujer le estaba siendo infiel y que se dedicaba a mandarle a su amante videos y fotos de ella subidos de tono, publicó como venganza fotos desnuda de su mujer por Internet, además de amenazarla con mandárselas a sus empleados e incendiar su ropa en un ataque de ira.
Si bien el caso llegó a juicio, él evitó la cárcel a cambio de una multa.
Las nuevas leyes que se aplican en Gran Bretaña considera que alguien que revele fotos o vídeos de contenido sexual con la intención de causarle perjuicio a otra persona puede enfrentarse a dos años de cárcel.

El porno de venganza en España

Suicidios por culpa del porno de venganza: Tiziana Cantone;

El caso más sangrante y triste de porno de venganza en Italia tiene nombre propio, Tiziana Cantone, muerta a los 31 años.

Su exnovio colgó varios vídeos juntos de contenido sexual y a partir de ahí empezó para esta chica un calvario de humillaciones en las redes sociales, e incluso grupos famosos de música le dedicaron canciones jocosas.
Cambió de domicilio y de identidad, pero nada detuvo la mofa general, excepto su suicidio por ahorcamiento en el sótano de su casa. DEP.

Acoso y porno de venganza

Porno de venganza en España, el caso más sonado: Olvido Hormigos:

Vamos con el caso patrio más sonado: Olvido Hormigos pasó de concejala de Los Yébenes, Toledo, a la fama nacional por un vídeo dedicado a su marido (esa es su versión), aunque algunas malas lenguas dicen que iba dirigido a su amante.
Este caso no pudo ser castigado por la vía del delito de descubrimiento y revelación de secretos que preevé el artículo 197 de nuestro Código Penal, al ser la falta de autorización un elemento esencial (se grabó ella misma).

Sin embargo, la reacción de la red fue curiosamente favorable a ella, llagando a la conclusión colectiva de que ella no había hecho nada malo (aunque por supuesto hay de todo).

¿Quién difundió el vídeo? Es todo un misterio. Lo que no es un misterio son las consecuencias positivas en cuanto a fama y dinero que le ha reportado a la ahora tertuliana de muchos programas del corazón.

No al porno de venganza

Facebook y sus problemas con el porno de venganza:

*Un tribunal japonés condenó en Octubre de 2014 a Facebook a divulgar las direcciones IP que se usaron para publicar en Internet fotos de índole sexual de una persona sin su consentimiento. Diez días después de este fallo, Facebook desveló los números de identificación de los ordenadores conectados conectados a la red social con dos cuentas que difundían información personal y fotos privadas de una chica cuyo nombre no ha trascendido
“Aunque se imaginaba quién estaba detrás de esto, no tenía pruebas”, declaró el abogado de la joven.

*Una joven de 14 años, cuyo nombre no es conocido por ser una menor, demandó a Facebook y a un hombre que publicó en repetidas ocasiones fotos suyas desnudas. A pesar de los intentos de parar la demanda por parte de Facebook con la excusa de que habían retirado la foto de la red social en varias ocasiones, un juez de Belfast, Irlanda del Norte, rechazó la petición de desestimar el caso y fue a juicio. Los abogados de la joven dijeron que Facebook debió haber prevenido la publicación de la fotografía a través de un proceso para identificar y monitorear la imagen, una tecnología de la que Facebook presume desde 2011, llamada PhotoDNA que detecta material de explotación infantil de explotación infantil y previene que se suban a la red social. Los abogados de la joven dijeron que la fotografía fue publicada en Facebook como un acto de venganza. Ellos compararon la publicación de la foto con un método de abuso infantil. También dijeron que las publicaciones podían considerarse como lenguaje de odio. La joven busca compensación por daños por uso de información privada, negligencia e incumplimiento del Acta de Protección de Información.
Sorprende la poca prisa que se dio Facebook en este caso en contraste con el escándalo que supuso la retirada de la foto de la niña vietnamita que huye del napalm.

Porno de venganza Facebook

Porno de venganza y acoso escolar:

Una alumna de un instituto de Castellón denunció ante su madre que una compañera suya era abusada por otros alumnos del centro, gracias a lo cual se activó el protocolo antiacoso.

Si bien los acosadores eran inimputables a causa de su edad, fueron debidamente amonestados. Pero al padre de uno de ellos no le pareció bien esta medida y decidió vengarse de la madre de la denunciante colgando datos personales suyos a través de la línea de su hermana en la red, ofreciendo supuestos servicios sexuales.

Gracias a la investigación de la Guardia Civil de la localidad, se logró indentificar y detener al presunto culpable, que ahora se enfrenta a penas por un delito de usurpación de identidad y otro contra la intimidad.

El porno de venganza como negocio y forma de vida:

Kevin Bollaert, un Californiano de 27 años (cuando se produjeron los sucesos) subía a la Red fotos y videos íntimos de mujeres que le proporcionaban parejas despechadas y luego las extorsionaba. Y es que este era su negocio, una página web de “porno de venganza” llamada UGoPosted, donde publicaba el material difamatorio junto con datos personales de sus víctimas.

Fue detenido en San Diego en 2013 y acusado de más de una treintena de casos de extorsión, ya que llegaba a pedirles a las mujeres afectadas hasta 350 dólares por retirar el material comprometedor.
Llegó a subir a su página unas 10000 fotos que le reportaron miles de dólares de beneficios

Ejemplos de porno de venganza

¿Conoces algún otro caso interesante de porno de venganza? No seas soseras y coméntanoslo.

Valoración: 
Promedio: 5 (1 vote)

Contenido Relacionado

Desarrollo web

  • Dominio (.com,.net, .es ...).
  • Hospedaje Web (hosting).
  • Webs autogestionables.
  • Webs escalables.
  • Diseños para móviles y tabletas (Responsive).
  • Intranets y Extranets.
  • Tiendas Online.
  • De PSD a Drupal.

Presencia en Internet

  • Comunity Manager.
  • SEO.
  • SEM.
  • Posicionamiento en Google.
  • Redes sociales.
  • Listas de Correos (Newsletters).
  • Web Temáticas.
  • Creacción de folletos, trípticos, dípticos, flyers...