Desarrollo web, SEO, Redes Sociales.

Teléfono y WhatsApp: 644 340 119

Auditoría SEO

Una buena auditoría SEO te hará ganar más visitas y por tanto clientes y dinero, e incluso ahorrarte futuras penalizaciones de Google.

Precio Auditoría SEO Profesional: desde 195 euros (precio sin iva)

Realizamos un examen completo de tu sitio web, encontrado todos los problemas y mejoras a realizar por un precio muy competitivo. NO es una auditoría gratuita, no haremos un escaneo con una única herramienta, analizaremos tu proyecto durante las horas suficientes para pasarte un reporte completo.

Auditoría SEO

¿Qué es una Auditoría SEO?

Una auditoría SEO consiste en un exhaustivo análisis de todos los puntos que afectan, en mayor o menor medida, al posicionamiento de un determinado sitio web en los buscadores. Se trata de un chequeo a fondo con el que se persigue determinar el estado de salud actual en el que se encuentra.

El objetivo es detectar los posibles problemas que provocan que dicho sitio web no cuente con un posicionamiento óptimo, tales como ausencia o falta de relevancia en los metadatos, SPAM dentro del contenido, problemas de configuración y rendimiento de los buscadores, contenido duplicado u oculto, fallos en la arquitectura de la navegación, dificultades para los buscadores en cuanto a la accesibilidad, enlaces perjudiciales...

Una evaluación de todos los aspectos, tanto internos como externos, que puedan estar perjudicando la visibilidad y las conversiones de un determinado proyecto online. La auditoría SEO tiene por cometido descubrir todo aquello que influye de manera negativa para que, de esta forma, sea más sencillo encontrar soluciones eficaces que permitan optimizar el posicionamiento orgánico en estos buscadores.

Ya sea porque el tráfico orgánico haya sufrido un estancamiento, las visitas hayan experimentado una preocupante caída o sean prácticamente inexistentes, o únicamente porque se pretenda potenciar el sitio web en cuestión, la auditoría tiene que ser siempre el punto de partida.

Mediante este procedimiento se establece un diagnóstico, se encuentran las soluciones adecuadas a cada problema determinado y se proponen las diferentes alternativas a seguir para relanzar el crecimiento del sitio web en lo que a su posicionamiento en los resultados de búsqueda se refiere.

¿Cómo hacer una auditoría SEO?

A la hora de plantearla, lo primero que se ha de hacer es adoptar una actitud crítica y positivista, para de esta forma aceptar lo que se está haciendo mal y poder ponerle remedio. A partir de ahí, lo siguiente es diferenciar claramente el informe que se va a efectuar en dos apartados nítidamente definidos: los elementos onpage y los offpage, que influyen directamente en el posicionamiento.

Los elementos onpage son aquellos que se pueden encontrar y modificar dentro del propio sitio web, y los offpage son los que se detectan fuera, y que cuentan con una importante incidencia en los resultados de dicho sitio en los motores de búsqueda.

Encontrar soluciones para el SEO onpage resulta normalmente más sencillo que hacerlo para el offpage, puesto que en este último caso se suele depender de factores externos como otras webs, o recursos que no se tienen al alcance de la mano en primera instancia y, por lo tanto, su modificación exige un esfuerzo mayor.

¿Qué elementos onpage a tener en cuenta?

Por lo tanto, como es lógico, tras poner en marcha una auditoría SEO se han de volcar todos los recursos en mejorar el SEO onpage, porque es realmente el área en el que mayor capacidad de actuación se va a tener. Consiste en el conjunto de optimizaciones que se pueden llevar a cabo dentro de la propia web para mejorar su posicionamiento orgánico.

Seo auditoría

El objetivo es facilitar la tarea de los principales buscadores: conseguir que las páginas del sitio web en cuestión puedan ser indexadas de la manera más rápida y cómoda posible, y clasificadas según los intereses que se persigan.

En este sentido, cuidar el SEO técnico es fundamental. Se trata de cualquier acción de SEO que se lleve a cabo fuera del contenido para posibilitar que el sitio web en cuestión sea compatible con las directrices que marcan los principales buscadores.

El posicionamiento en buscadores se lleva a cabo a través de una serie de algoritmos y criterios que se encuentran en constante cambio, pero cuentan con una base común. Para cuidar el SEO técnico y, de esta forma, optimizar dicho posicionamiento, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones:

  • En las URLs se sugiere evitar terminar en .html, no usar la letra 'ñ', tildes ni tampoco espacios en blanco y emplear siempre el guión medio a la hora de separar palabras.
  • Respecto a los títulos, es aconsejable que las páginas utilicen como sufijo y prefijo las palabras clave relacionadas directamente con la marca o el tema principal sobre el que gira el sitio web que se pretende optimizar.
  • En las etiquetas H1, H2 y H3 hay que intentar que las palabras clave más importantes que se han seleccionado queden adecuadamente insertadas, y que los textos estén directamente relacionados con ellas.
  • Conviene cuidar los enlaces internos, y que tanto los superiores como los inferiores sean constantes en toda la web. Tanto en el menú principal como en el interior de los textos en las palabras clave se han de insertar estos enlaces que envíen a otra página dedicada a explicar los contenidos clave.
  • Respecto a las imágenes, todas las que se incluyan han de contar en el sufijo o prefijo de su nombre alguna de las palabras clave seleccionadas, y la etiqueta HTML de cada una de ellas tiene que incluir dichas palabras clave en el atributo alt.
  • Otro elemento importante que se debe cuidar es el timing, y en este sentido conviene incluir en la web contenido nuevo cada determinado espacio de tiempo. Dicho contenido ha de estar siempre optimizado por las palabras clave elegidas, y se puede para ello, por ejemplo, introducir una sección en la que se inserte un blog en el que alojar dicho contenido novedoso.
  • Respecto a la densidad, es recomendable incluir al menos una vez las palabras clave seleccionadas por cada página, en el cuerpo de texto html dentro de una etiqueta "<p>".
  • Y por último, se aconseja que las páginas indexadas sean muchas para que el sitio web acapare el máximo espacio posible, por lo que se ha de dividir el contenido en muchas partes. Por ello se hace importante el uso de un blog interno, que se convierte en la sección perfecta donde se puede dar cabida a todo este contenido, y hará posible que aumente el número de páginas del sitio web en cuestión. Es altamente recomendable generar ficheros xml con el mapa del sitio conforme a las especificaciones de Google Webmastertools.

Pasos para llevar a cabo una auditoría SEO

Para ponerla en marcha hay que tener en cuenta una serie de pasos que se van a explicar a continuación en este artículo. No se debe dejar ningún cabo suelto, para que de esta forma el resultado obtenido refleje de la manera más fiel posible la realidad del posicionamiento del sitio web a examen.

  • Hay que analizar la indexación, aquello que está saliendo en los buscadores en relación a la página web analizada. Probablemente, muchos de los contenidos indexados sería preferible que no lo estuvieran, y algunos de los que deberían estarlo no se encuentran. Se puede comenzar por realizar una búsqueda en Google de "site:tudominio.com" y, a partir de los resultados que aparezcan, observar la manera en que se reflejan los títulos SEO y las metadescripciones.
  • Precisamente, uno de los elementos onpage más importantes que se deben tener en cuenta son los títulos SEO, ya que son determinantes a la hora de decidir el porcentaje de clicks que se va a generar (CTR) y las búsquedas que se van a posicionar. Deben incluir las palabras clave deseadas, tener gancho y un tamaño adecuado. Es importante que las mismas palabras no se repitan en muchos títulos.
  • En 156 caracteres hay que cuidar cada detalle para que la metadescripción ayude a mejorar el posicionamiento. Es un elemento que sirve para dar muchas pistas a los buscadores sobre lo que se pretende posicionar, y al mismo tiempo convencer a los usuarios de que hagan click en ese resultado.
  • Un paso clave es estudiar las palabras clave posicionadas en la primera página de resultados de los principales buscadores o, al menos, entre los 100 primeros, y anotarlas para analizar su evolución respecto a las posiciones.
  • Lo siguiente es descubrir cuáles son las palabras clave que pueden resultar interesantes para mejorar el posicionamiento; aquellas que tengan un elevado volumen de búsquedas. Las que no se encuentren en el listado de palabras clave posicionadas anotadas en el anterior apartado, es conveniente incluirlas para trabajar con ellas.
  • Esas palabras clave que no estaban posicionadas con anterioridad y que se ha descubierto que pueden ayudar a optimizar el posicionamiento orgánico del sitio que se está estudiando serán las que sirvan de guía para descubrir qué tipo de contenidos se necesita generar. En base a esa guía, más adelante se confeccionará un calendario de publicación de esos nuevos contenidos a través de los cuales se intentará posicionar la web en esas búsquedas. Es un paso fundamental, puesto que no hay SEO si no existen los contenidos.
  • Hay que realizar un análisis del dominio para determinar con exactitud el punto exacto en el que se encuentra el portal web respecto al posicionamiento, y también qué competidores están cerca y cuáles están lejos de alcanzar. Lo habitual es basarse en las métricas Authority Domain (de Moz), y Trust Flow, (de Majestic).
  • La optimización SEO de los contenidos es fundamental. Una vez que se ha decidido qué palabras clave se van a utilizar para cada URL, lo siguiente es introducirlas adecuadamente en todos los elementos onpage (imágenes, subtítulos, metadescripciones...), repitiéndolas en torno a un 0,5 y un 1 por ciento de todo el texto.
  • Hay que analizar la calidad de las imágenes del proyecto online a estudio en la auditoría SEO. El tamaño, el peso, el texto alternativo con el que se describen... La misión es captar los posibles errores cometidos para solucionarlos, y lograr de esta forma que se adapten a los criterios de los buscadores.
  • El contenido duplicado puede resultar muy dañino, ya que los buscadores lo van a penalizar, tanto si dicho contenido se encuentra en el propio sitio web analizado como si está duplicado con el de otros portales externos. Siteliner y Copyscape son dos herramientas muy útiles para determinar si este factor está perjudicando, y a qué nivel, el posicionamiento del dominio. Dependiendo de los resultados obtenidos, habrá que plantear o no una planificación encaminada a sustituir o reeditar esos contenidos duplicados.
  • Es importante hacer un seguimiento para comprobar si las técnicas de linkbuilding empleadas están dando los resultados perseguidos. Los enlaces tóxicos resultarán muy dañinos, mientras que los de calidad van a reportar relevancia y autoridad al sitio web analizado. Herramientas como Majestic, RankSignals o Ahrefs son muy útiles para llevar a cabo este estudio y determinar si se parte o no desde una buena base.
  • Un punto de inflexión en la auditoría SEO es la de comprobar si existen o no penalizaciones por parte de los principales buscadores. En caso de haberlas, tanto si son automáticas como manuales, será fundamental volcar todos los esfuerzos en solucionar esta cuestión. De lo contrario, todo el trabajo que se haya realizado antes o el que se vaya a ejecutar en adelante no va a servir de nada. Salir de estas penalizaciones es, por tanto, una prioridad fundamental.
  • También hay que medir el Web Performance Optimization (WPO) que determina la velocidad en la navegación del sitio web en cuestión. Los buscadores suelen penalizar a aquellas páginas que tardan una eternidad en cargarse, y por lo general la respuesta de los usuarios suele ser muy negativa. En caso de que no sea bueno, habrá que emplear herramientas como Gtmetrix o Google Page Speed para mejorarlo.
  • Otro elemento que se debe poner a examen es la estructura de las URLs. Los buscadores suelen dar prioridad a las escritas con palabras y separadas por guiones. Dependiendo del proyecto y del perjuicio que se entienda que están causando unas URLs mal estructuradas, habrá que estudiar si es conveniente o no realizar redirecciones.
  • La arquitectura web da muchas pistas a los buscadores. Hay que estudiar a cuántos clicks de distancia se encuentra la página de inicio de un contenido determinado, cómo está construida dicha web y si está o no debidamente enlazada, pues son factores que los buscadores tienen en cuenta para determinar la prioridad de la web en el posicionamiento.
  • También debe ser analizado si el nivel de enlaces internos es el adecuado o es un aspecto en el que se deben poner en marcha mejoras. Cuanto mejor enlazadas estén las URLs de un sitio web entre sí mismas, mejor será la tasa de rebote y el tiempo de permanencia medio en cada una de ellas. Search Console es una herramienta que permite descubrir qué páginas se están enlazando de manera más intensa y cuáles menos.
  • Dentro de la auditoría SEO no está de más estudiar también el comportamiento de los usuarios respecto a las publicaciones de la web en sus perfiles en redes sociales. El número de veces que se comparten los contenidos y el número de 'Me gusta' puede que influyan directamente en el SEO del sitio web en cuestión. Y en caso de hacerlo, puede ser positiva o negativamente. Lo normal es que el tráfico obtenido sea de calidad si dichos contenidos son muy compartidos.
  • El mapa del sitio y su indexación es fundamental. Hay que examinar si los últimos contenidos se actualizan correctamente dentro del dominio a estudio. El sitemap es lo que le dice a los buscadores qué URLs tiene la web en cuestión, y en base a ello estos efectúan la indexación.
  • Los enlaces rotos que no conducen a ninguna parte o que no funcionan son valorados negativamente. En la auditoría SEO un paso importante es encontrarlos y eliminarlos o arreglarlos. Es importante hacer un seguimiento constante de esta cuestión, porque es muy común que estos errores se produzcan con asiduidad, que los enlaces dejen de funcionar correctamente sin motivo aparente. Screaming Frog es una herramienta muy útil para averiguar cuáles son.
  • Importante es también descubrir si en la web analizada se producen errores 404, lo que se conoce como páginas no encontradas. Si se ha llevado una migración con anterioridad, es muy probable que estos fallos aparezcan en dicha web, lo que influye muy negativamente en el posicionamiento en los buscadores. Hay que hacer un listado de todos ellos y redireccionarlos a otros contenidos o proceder a su corrección.
  • Se debe mirar también qué redirecciones 301 ya están hechas y si son o no correctas. Se hacen mediante el archivo .htaccess que se encuentra en la carpeta principal del dominio, y permiten que un error 404 pase a ser un contenido y una visita no perdida. Además, pueden servir para redireccionar contenidos antiguos que ya no posicionan o que no son interesantes hacia otros optimizados, con mayor potencia y frescura.
  • Estudiar el comportamiento del usuario en la web también es importante. Sirve para determinar si los contenidos que se ofrecen son interesantes, si el diseño es atractivo o la usabilidad es positiva.
  • Precisamente, la usabilidad va a influir en la respuesta que el usuario ofrezca en relación a la web analizada. Conviene estudiar si es positiva o no ya que influye de manera directa en todos los aspectos anteriormente mencionados. Para ello se pueden pedir opiniones externas o hacer tests para estudiar el grado de aceptación que los usuarios tienen respecto a dicha web. Con herramientas como Hotjar es posible efectuar un estudio metódico sobre el comportamiento de los visitantes.
  • Otros aspectos que son también determinantes, y que no está de más estudiar y tener en cuenta, son si la tecnología empleada en la construcción de la web es la adecuada y permite desarrollar las mejoras respecto al SEO con mayor o menor facilidad, y si la versión móvil está o no optimizada, bien mediante un diseño web Responsive que se adapte a diferentes resoluciones, o bien con diseños paralelos para estos dispositivos.
  • ¿Qué herramientas se pueden utilizar para una auditoría SEO?

    Aunque a lo largo de este artículo ya se han mencionado algunas de las herramientas que se pueden utilizar para poner en marcha muchos de los procesos de una auditoría SEO, a continuación se van a destacar algunas de las más importantes, de las que los grandes expertos en la materia suelen hacer uso habitualmente.

    Instrumentos con los que medir la visibilidad orgánica para destapar los errores, evaluar los daños y encontrar las soluciones adecuadas para optimizar el SEO y mejorar el posicionamiento en los buscadores.

    Sistrix, enfocada al análisis de datos SEO y SEM

    Sistrix es una herramienta potente que se enfoca al análisis de datos SEO y SEM y cuyo origen es alemán. Es ideal para la investigación de palabras clave, para lo cual toma como referencia las bases de datos de los principales buscadores y las principales palabras clave sobre las que se posicionan otras webs de la competencia.

    Con este instrumento se puede llevar a cabo la medición de la visibilidad orgánica de un portal y efectuar un exhaustivo examen de sus errores SEO onpage. Es posible también determinar si el número de enlaces de un sitio web es el adecuado y si esos enlaces son o no de calidad.

    Examen web y auditoría SEO

    Respecto a otras herramientas de auditoría SEO, Sixtrix destaca entre otras cosas por el elevado nivel de calidad de las gráficas comparativas de índice de visibilidad de varios competidores que reporta. Estas gráficas muestran de manera visual la evolución del posicionamiento SEO de la web a estudio comparándola con la de la competencia. Con un simple pantallazo puede verse quién lo está haciendo bien y quién no.

    Sixtrix publica de manera semanal un ranking de los dominios que más han crecido en su índice de visibilidad, así como también aquellos que más han bajado. Gracias a esta característica es posible detectar buenas prácticas SEO para incorporarlas al proyecto web que se tiene entre manos, y descubrir también aquello que no se debe hacer aprendiendo de los errores que cometen otros.

    Esta herramienta indica también si un sitio web ha subido en su posicionamiento orgánico y cuáles han sido las causas de esa mejora, para lo cual pone la lupa en las secciones o directorios principales que lo conforman. Además, la interfaz para el análisis SEO onpage de un sitio web es interesante, puesto que ofrece un nivel de profundidad en dicho análisis bastante bueno.

    Semrush, una herramienta para aprender de la competencia

    Semrush es un buen instrumento de lo que se conoce como growth hacking (el marketing del marketing) cuya característica principal es que ofrece informes muy detallados y minuciosos sobre la manera en que trabajan el SEO y el SEM los sitios web de la competencia.

    Esta herramienta permite conocer quiénes son los competidores del portal sometido a la auditoría SEO y descubrir algunos datos sobre ellos. También hace posible saber qué palabras clave están llevando tráfico a la competencia, en qué porcentaje y cuál es el presupuesto aproximado que está gastando en caso de que se trate de tráfico pagado (SEM).

    Los filtros de Semrush hacen posible encontrar palabras clave con un alto potencial, que pueden permitir generar tráfico de calidad, para incorporarlas al sitio web en cuestión y mejorar su posicionamiento. Esta herramienta también hace posible ver los errores y aciertos que cometen los competidores respecto a la estructura de los textos utilizados para cada palabra clave, y en qué posiciones están saliendo.

    Semrush es una herramienta SEO de pago, pero ofrece diez búsquedas diarias que arrojan informes de datos limitados, de manera que si se acotan bien las búsquedas y se sabe lo que se quiere, hace posible ahorrar en la inversión.

    Websiteauditor, un programa muy potente

    Para obtener un buen ranking en los buscadores, la implementación de un código limpio que cumpla con sus requerimientos es fundamental. Websiteauditor es una herramienta muy potente que sirve para efectuar un exhaustivo análisis de todas las URLs que contenga un determinado sitio web.

    Además, este programa ayuda a implementar su indexación y a optimizar las palabras clave. Asimismo, ofrece estadísticas sobre el comportamiento de los usuarios en las redes sociales y chequea el código para enviarlo a sitios especializados donde obtener datos precisos acerca de donde se encuentran los errores para poder repararlos.

    Websiteauditor sirve también para construir el mapa del sitio y el archivo robots.txt, se puede realizar un reporte para la estructura del sitio y el contenido de cada página en formato PDF, permite exportar datos en CSV (Excel) o a cualquier otro formato, programar tareas para el trabajo automatizado si este es necesario, así como trabajar en cualquier idioma y sistema operativo como Linux, Windows o Mac OS X.

    Este programa se presenta en tres ediciones: libre, profesional y enterprise. La primera de ellas puede usarse de manera indefinida, con la salvedad de que solamente permite el acceso a la tercera parte de las páginas de su sitio, por lo que el análisis que se lleve a cabo de un sitio web con esta versión nunca podrá ser completo. Con la edición profesional lo único que no se puede hacer es mandar por email, imprimir o subir los reportes, ni tampoco exportar los datos en CSV. La enterprise, como es lógico, sí permite acceder a todas las opciones que brinda el programa.

    DeepCrawl, un rastreador de sitios web muy completo

    DeepCrawl, ganadora del premio al mejor software de SEO de los European Search Awards, es una herramienta muy eficaz para analizar la arquitectura de un sitio web y detectar posibles problemas técnicos. Se trata de un rastreador de portales muy completo que ayuda a mejorar el rendimiento respecto al posicionamiento en los buscadores, ya que permite hacer un sitio web más accesible y efectivo.

    Es capaz de analizar el propio proyecto, así como los de la competencia, y valorar la idoneidad de los mapas de sitio, las URLs y los conocidos como blacklinks. DeepCrawl permite programar rastreos para mantener el análisis actualizado permanentemente, cada hora, cada semana, cada quincena o cada mes.

    Con este instrumento es posible comparar un portal web con otros similares y obtener un informe de las diferencias entre ellos en cuestión de segundos. Permite también comprobar si los sitemaps XML son los adecuados de forma previa, y por tanto se reduce el riesgo en los procesos de migración de un sitio web, al mantenerse el control en todo momento.

    Gracias a esta herramienta se puede visualizar la arquitectura de un sitio web desde múltiples perspectivas, para obtener un informe más completo de los posibles errores e identificar las oportunidades de mejora y los caminos a seguir para ello.

    Deepcrawl hace posible completar una auditoría SEO de enlaces así como del SEO técnico, y analizar también las landing pages o páginas de destino. Con este potente programa se pueden llevar a cabo pruebas de desarrollo de sitios web, así como analizar la competencia y la experiencia de los usuarios.

    Screaming Frog, un 'crawler' hecho a medida para tareas SEO

    Anteriormente se ha hecho una referencia a Screaming Frog como una herramienta ideal para averiguar cuáles son los enlaces rotos que presenta un portal y, de esta manera, poder eliminarlos o corregirlos. Pero no es la única función que se puede llevar a cabo.

    De hecho, este programa es uno de los más completos que se puede encontrar en el mercado, por cuanto dispone de una versión gratuita y limitada que es de las que mayores posibilidades ofrecen.

    Screaming Frog permite rastrear y analizar metadatos, redirecciones o enlaces. Es una herramienta muy fácil de utilizar que arroja resultados de las diferentes URLs de un determinado portal web, acompañados de información relevante respecto a títulos, metadescripciones y otros elementos onpage.

    Gracias a este instrumento es posible detectar todos los inconvenientes que pueden estar afectando al rendimiento de dicho portal web en lo que a su posicionamiento orgánico se refiere. Es multiplataforma, puesto que puede descargarse y utilizarse en diferentes sistemas operativos (PC, Linux o Mac), y permite también analizar los portales web de los competidores directos.

    Con Screaming Frog se puede completar una auditoría SEO en la que analizar todos los elementos onpage así como el nivel de la página, es decir, su relevancia en los buscadores respecto a las demás de su área. Arroja también un código de respuesta muy útil para comprobar que todo está en orden. En definitiva, un programa muy competente que ofrece múltiples posibilidades.

    Valoración: 
    Promedio: 5 (3 votos)

    Desarrollo web

    • Dominio (.com,.net, .es ...).
    • Hospedaje Web (hosting).
    • Webs autogestionables.
    • Webs escalables.
    • Diseños para móviles y tabletas (Responsive).
    • Intranets y Extranets.
    • Tiendas Online.
    • De PSD a Drupal.

    Presencia en Internet

    • Comunity Manager.
    • SEO.
    • SEM.
    • Posicionamiento en Google.
    • Redes sociales.
    • Listas de Correos (Newsletters).
    • Web Temáticas.
    • Creacción de folletos, trípticos, dípticos, flyers...