Desarrollo web, SEO, Redes Sociales.

Teléfono y WhatsApp: 644 340 119

Webs Corporativas

Webs para Empresas, desde pequeñas PYMES a complejas webs con necesidades especificas para cada cliente.

Desarrollo de webs con alto nivel de programación y diseño. La mejor calidad-precio, no buscamos solo hacer una web, buscamos directamente el existo del cliente en su negocio, buscamos que la web "saga gratis" o con beneficios, que puedas ir generándolos antes de que tengas que asumir los gastos de la web.

Por 39 euros/mes (iva no incluido), un desarrollo completo, llave en mano. Incluyendo un estudio progresivo, para que puedas competir con los sitios web tu competencia.

Paralelamente también disponibles otros servicios de Community Manager o SEO, que actúan de forma sinérgica con tu página.

Webs corporativas: qué son y por qué un negocio necesita una web

La importancia de Internet es de tal envergadura que para una empresa, ignorar su presencia en la red de redes supone, literalmente, su inexistencia. Internet es un escaparate que abre las puertas a un mercado global y a la oportunidad de que miles de personas puedan conocer un negocio de primera mano.

La globalización y el uso de las nuevas tecnologías han incrementado la competencia empresarial a unos niveles nunca vistos. Por ese motivo, muchas organizaciones, conociendo la importancia de la red de redes, han invertido parte de sus recursos en tener webs corporativas propias, porque la web de un negocio es la mejor manera de ofrecer al mundo la imagen de una empresa, sus bienes, procesos y productos, y mostrar al mundo sus instalaciones e incluso el personal.

En qué consisten las webs corporativas y por qué todos los negocios deberían dotarse de una

El número de usuarios de Internet a escala mundial es cada vez mayor. A día de hoy, más de la mitad de la población (3.576.810.939 usuarios) del planeta tiene acceso a Internet. En España la cifra es de 42 millones, muy próxima a alcanza los 43 con un 91,7 por ciento de la población conectada a Internet. Estos impresionantes números dan una idea de lo que representa Internet y del cambio que ha producido en la vida ciudadana su irrupción.

Para conseguir clientes y ser referencia en el sector es necesario tener una página web corporativa, que no deja de ser el sitio web de un negocio donde se sus profesionales se dedican a publicar contenido propio. La información publicada en las webs corporativas siempre ofrece contenido de la actividad de la corporación, una vía desde la cual se pueden abrir nuevas fórmulas de negocio.

Una web corporativa es un activo muy importante para todo tipo de empresas (multinacionales, pymes, etcétera) con un retorno económico muy elevado

Web Corporativa

Gracias a una adecuada página web se puede conseguir una diferenciación de los competidores y aumentar clientes y ventas. Estas nuevas vías de negocio son imposibles de conseguir si no se cuenta con una página web propia; es evidente que si un usuario teclea en un buscador la web de un negocio y no la encuentra, las posibilidades de que pueda contar con sus productos o servicios son nulas. No sería excesivamente grave en términos cuantitativos si se tratase de una sola persona, pero en la práctica, las repercusiones son mayores, teniendo en cuenta que la sociedad del siglo XXI aloja una ingente multiplicidad de personas interconectadas a través de las redes sociales, de los que se desprende que un comentario negativo por parte de un cliente insatisfecho que no encuentra la web de un negocio puede provocar una catarata de opiniones negativas que después es muy difícil recuperar. La pérdida de credibilidad que representa para la empresa es otra cuestión a tener en cuenta.

La web representa el currículum de una empresa y es una adecuada carta de presentación; sin embargo, contar una página web y estar en Internet no es suficiente, ya que además de tener presencia hay que cuidarla. No por el mero hecho de tener una página web corporativa se consiguen más ventas, hay que cuidar el contenido y el diseño para dar una imagen profesional y atractiva a los consumidores y usuarios.

Las razones para que un negocio cuente con una página web de empresa son las siguientes:

Información durante las 24 horas

Se anticipaba antes que la apertura de nuevos mercados internacionales significa que cualquier cliente ubicado en las antípodas de un negocio puede consultar la web de empresa durante la madrugada. Una web corporativa tiene la ventaja de poder estar abierta todo el día y ofrecer los servicios y productos de una organización todos los días del año y en todo momento. Todas las consultas de cualquier tipo pueden ser cubiertas de forma instantánea, lo que garantiza el retorno de un cliente.

Además, no solo es posible usar la web para detallar los servicios empresariales del negocio, sino que también es una importante oportunidad para el ecommerce. Las webs corporativas más exitosas suelen ser aquellas que cuentan con una plataforma de comercio electrónico. Poder visualizar los productos en directo y comprarlos todo en una misma operación es un importante ahorro de tiempo para los clientes, a lo cual debe sumarse el incremento de las ventas de la compañía al conseguir nuevas formas de negocio gracias al comercio electrónico.

Aumentar el tráfico

Las redes sociales han revolucionado la forma de relacionarse con el mundo. Los consumidores cada vez consultan más en Facebook, Twitter y demás redes información de todo tipo. Por tanto, es obligatorio contar con un adecuado perfil corporativo en la página web, de tal forma que las redes sociales atraigan tráfico de forma directa e indirecta a la web del negocio. Esto sucede porque las consultas en las redes sociales aumentan este gracias, entre otras cosas, a los comentarios de los usuarios, los artículos y todo el contenido publicado en la web. Además, permiten que otros consumidores conozcan el negocio al entrar directamente en la web del mismo valiéndose de las reseñas y la información de la web en las redes sociales

Publicidad gratis

Los expertos del marketing online afirman que una página web es uno de los medios publicitarios de mayor retorno económico. Para tal afirmación se basan en que el mantenimiento de la web de un negocio es muy bajo en comparación con los beneficios que representa. Todos los usuarios consultan información de todo tipo en Internet, lo que hace que el contenido de una página web puede viajar y compartirse por muchos medios y formas, de tal manera que, al ser compartida por otros usuarios, a la organización no le representa coste alguno. Poder contar con publicidad relativamente gratis y controlar las campañas de marketing es el sueño de todo publicitario. Sin embargo, para que se comparta la información el contenido debe ser de calidad, al igual que el diseño de la página. De poco vale conseguir que el usuario entre en la página web si después, a causa de un mal diseño o de una velocidad de carga excesivamente lenta, abandona la web para no volver.

Fidelización de clientes

Conseguir un cliente es relativamente “fácil”, ya que lo verdaderamente difícil es mantenerlo. Una página web interesante es aquella que además de captar nuevos clientes ofrece contenido de valor añadido y consigue retener a los clientes. Los consumidores de hoy en día son mucho más difíciles de mantener que hace unos años; la razón es que son más exigentes al disponer de mayor repertorio de oferta a su alcance y, por tanto, de más oportunidades. Por consiguiente, lo ideal es conseguir retener a los clientes ofreciéndoles servicios e información de calidad. Para ello, estar a la última y ofrecer noticias del sector de forma constante y actualizada es la mejor forma de fidelizar a los clientes.

Por supuesto, todo lo anterior sería posible sin una web corporativa. Hay que tener en cuenta que gracias a las webs para empresas se consigue una mayor fluidez en el trato con los clientes, se aumenta el feedback y se crean nuevos canales de comunicación. Al compartir el contenido de la web de un negocio en las redes sociales se incrementa el tráfico de una empresa; en otras palabras, el empresario siempre está en contacto con sus clientes y proveedores y con ello mejora la comunicación y la eficiencia de su negocio.

Las webs para empresas deben entenderse como canales bidireccionales, ya que permiten al cliente contestar y hacer sugerencias a la empresa, viéndose de esta forma ambas partes beneficiadas: el cliente, al conseguir una mejora y ver cómo se valora su opinión, y la empresa, dando prioridad a la atención al cliente. Por supuesto, lo anterior sería imposible sin una página web propia.

Referencia en el sector

A la hora de hacer una página web, uno de los mayores retos a los que se enfrenta un negocio es ser referencia en su sector. Las oportunidades que ofrece Internet se basan en poder posicionarse estratégicamente y competir en igualdad de condiciones con otras empresas. Las webs corporativas permiten esa igualdad sin que importe el tamaño de una empresa. De esta forma, una pyme puede rivalizar estrechamente con multinacionales, aunque además de contar con una web corporativa también debe cumplir con determinadas condiciones.

Condiciones para el éxito de una web

Deben ser webs para empresas fáciles de navegar, que ofrezcan información original y valiosa y además el contenido esté actualizado continuamente. Por último, deben estar optimizadas para SEO (en inglés, Search Engine Optimization), en otras palabras, para que al teclear en Google, los usuarios encuentren un negocio de forma rápida. Por último, una web de empresa debería ser responsive, es decir, permitir que se vea en todo tipo de pantallas. Hay que tener en cuenta que hoy en día el usuario utiliza en su mayoría dispositivos móviles para acceder a Internet.

Por tanto, la web de un negocio debe estar preparada para poder visualizarse en todo tipo de pantallas, en especial, los smartphones y las tabletas, que son los más usados para navegar.

Prestigio y calidad

Imagen Web Corporativa

Los hábitos del consumidor han cambiado sensiblemente desde un tiempo a esta parte. En la actualidad, la gente se informa a la hora de ir a comprar y valora ante todo el prestigio y la calidad. Estas dos cualidades son imprescindibles para toda web que se precie. Por tanto, una empresa que quiera alcanzar una imagen de prestigio debe comenzar su trabajo invirtiendo en una página web corporativa atractiva.

La mejor forma de demostrar al consumidor que la empresa donde va a realizar una compra es aplicando un diseño corporativo atractivo y de calidad. Hay que recordar que la página web es la carta de presentación al mundo de un negocio; la fama y el prestigio comienzan en el diseño de la página y después continúan con el trabajo propio de la empresa. El prestigio y la calidad ofrecen una ventaja competitiva respecto de los competidores, marcando la diferencia del sector.

Los buscadores (Google, Bing, Microsoft Edge, DuckDuckGo...) no solo tienen en cuenta el contenido y las publicaciones de una página web, sino también el diseño de la web y la experiencia del usuario. Estas dos características vienen marcadas por la calidad y el prestigio de la página web. La importancia del posicionamiento de buscadores es tal que si Google considera que la web de un negocio está mal diseñada, tiene pocas visitas o es de poca calidad, directamente le otorga mala puntuación. De esta forma, el buscador más usado posiciona la web en los últimos puestos relegándole a la irrelevancia. No solo hay que invertir tiempo y esfuerzo en crear la página de una empresa para que exista, sino para que a la hora de teclear en Google el negocio que se busca aparezca en las primeras posiciones, pues está demostrado queel usuario que busca algo, en rara ocasión pasa de la segunda página.

Nuevos modelos de negocio

La globalización ha permitido nuevos modelos de negocio gracias a la apertura de nuevos mercados en países internacionales, en especial, en países emergentes del continente asiático, como India, China, Taiwán, etcétera. La posibilidad de interactuar con estos países abre la puerta a que una empresa o negocio aumenten sus ventas y clientes; sin embargo, esto no es lo más importante. La audiencia que puede conseguir una compañía es una oportunidad de oro a la hora de replantearse nuevas técnicas y procesos para mejorar los servicios. Un sitio web corporativo es una la fórmula perfecta para abrir nuevas vías de negocio con los que se puedan conseguir más ventas. Un consejo importante es contar con un traductor en varios idiomas para que los extranjeros puedan navegar por la web sin problemas y realicen cualquier consulta de forma ágil.

Las ventajas y los beneficios de contar con una web de empresa son muy amplios. Atención al cliente, más ventas y más clientes, alta rentabilidad y poco coste, publicidad gratis y mayor tráfico en la web empresarial.

Valoración: 
Promedio: 4.5 (8 votes)

Comentarios

Desarrollo web

  • Dominio (.com,.net, .es ...).
  • Hospedaje Web (hosting).
  • Webs autogestionables.
  • Webs escalables.
  • Diseños para móviles y tabletas (Responsive).
  • Intranets y Extranets.
  • Tiendas Online.
  • De PSD a Drupal.

Presencia en Internet

  • Comunity Manager.
  • SEO.
  • SEM.
  • Posicionamiento en Google.
  • Redes sociales.
  • Listas de Correos (Newsletters).
  • Web Temáticas.
  • Creacción de folletos, trípticos, dípticos, flyers...