Desarrollo web, SEO, Redes Sociales.

Teléfono y WhatsApp: 644 266 299

Cómo crear una cuenta en LinkedIn y primeros pasos

Crear una cuenta en LinkedIn

LinkedIn es una de las redes Sociales más orientadas a la vida profesional. Sirve, sobre todo, para estar en contacto con las novedades y personas referentes y allegadas del entorno laboral y es fácil encontrar información sobre empresas o sectores concretos. Es muy recomendable crear una cuenta en LinkedIn y fomentar la actividad social en la plataforma si:

  • Uno es un profesional en búsqueda activa de empleo, ya que cada vez más es un espacio en el que las empresas publican directamente sus ofertas de trabajo.
  • Uno es un responsable de Recursos Humanos y quiere conocer a fondo a los candidatos para un puesto o las novedades sobre su actividad y sector.
  • Se quiere crear networking con otros profesionales del sector y de la actividad de interés.
  • Uno gusta de estar al día en el sector empresarial.
  • Se busca dar una imagen de experto en la profesión y especialidad que se tenga.

Cómo crear una cuenta en LinkedIn

Para empezar, lo primero que hay que hacer es rellenar el formulario de registro con unos pasos muy sencillos. Se puede llevar a cabo con una cuenta de correo personal, pero, se trata de un perfil que más tarde va a gestionar una página de empresa como community manager, es mejor crear la cuenta con un correo electrónico corporativo y evitar posibles cambios en el futuro.

En los campos de nombre y apellidos es recomendable usar los datos reales. Es una red social profesional y, por tanto, se intuye que va a ser algo serio. Con este perfil social se van a entablar conversaciones con profesionales con intereses comunes. Por tanto, no se aconseja usar nicknames, como se haría, por ejemplo, en Twitter.

Una vez se hayan rellenado todos los campos, habrá que verificar el correo pinchando en el enlace que se envía automáticamente a la bandeja de entrada.

Información de contacto

Este apartado es el primero que se ve cuando alguien visita el perfil. En la parte desplegable se puede vincular el perfil de LinkedIn con el resto de redes sociales y aportar datos de contacto, como el email, usuario de Skype o teléfono. Además de Twitter, se pueden añadir sitios web que se quieran destacar: un blog personal, la web de la empresa, etc. Ninguno de estos campos es obligatorio, por lo que se puede respetar la privacidad, si no se quieren aportar.

Aquí también se incluye la fotografía. Hay que tener en cuenta que se quiere dar una imagen profesional, así que las pautas para elegir una fotografía para LinkedIn son:

  • Que se vea bien la cara y la persona sea reconocible, ya que será su carta de presentación en posibles ofertas de trabajo.
  • Que sea lo más actual posible para acercarse a la realidad.
  • Que el atuendo no sea extremadamente festivo, para dar una imagen más profesional.
  • Que sea natural, sin posados excesivos y dé una imagen de persona real y cercana.

Cómo completar el resto del perfil social en LinkedIn

Todos los apartados del perfil social en LinkedIn son intercambiables. Es decir, cada persona los colocará en el orden que crea oportuno, de manera que se puede destacar lo más característico de su trayectoria y sus competencias. Lo que sí es recomendable es tener cada una de las secciones lo más completa posible. Sobre todo, si se está en plena búsqueda de empleo.

Extracto

Es un pequeño resumen en el que se muestra lo más destacado del perfil. Es el espacio ideal para expresar la motivación y las fortalezas que se tienen como profesional. Además, se pueden adjuntar materiales audiovisuales, como presentaciones, vídeos o enlaces. No es recomendable que sea muy extenso. Por tanto, hay que ser capaz de dar la imagen deseada en pocas líneas.

Experiencia laboral

Para empezar a crear el perfil en LinkedIn, al ser una red profesional, lo esencial es la experiencia laboral. Se pueden ir introduciendo los diferentes puestos de trabajo ejercidos en cualquier orden, ya que los módulos son intercambiables. En cada uno de ellos se pedirán varios datos:

  • Nombre de la empresa: si existe un perfil en LinkedIn de ella, aparecerá un desplegable para seleccionarla. Este nombre se podrá pinchar en el perfil social, de forma que quedará ligado a la empresa a través de un backlink. Esto aporta credibilidad a la hora de valorar la experiencia de un candidato.
  • Título del puesto: es lo que más se destacará en la vista completa del perfil. Cuanto más reconocible sea, mejor valoración tendrá. Por tanto, debe ser claro y conciso, para que se pueda entender su significado de un simple vistazo.
  • Ubicación: lugar del puesto de trabajo en cuestión. También se codifica con un listado desplegable de lugares para poder pincharlo en el perfil.
  • Periodo: fechas de inicio y fin en las que se ejerció ese puesto. En la fecha de finalización cabe la posibilidad de poner que es el puesto actual y será el que se destaque automáticamente en el primer apartado de Información de contacto.
  • Descripción: este campo permite escribir un texto libre en el que enumerar las funciones y competencias propias del puesto. Es un espacio idóneo para realzar el valor aportado en cada una de las tareas, pero no conviene hacerlo excesivamente largo y debe ser realista.

Aptitudes y validaciones

En este apartado se pueden incluir tantas aptitudes como uno quiera hacer constar. Solo hay que buscarlas en el campo y añadirlas. Es la parte más social del perfil, ya que, si se habilita la validación, otros contactos pueden avalar que uno es un experto en dicha materia. Es importante añadir estas competencias y permitir que otros lo corroboren, al igual que hacer lo mismo por los demás. Cuantas más validaciones se tengan de una aptitud, más experto se considerará a uno y más valor tendrá.

Proyectos

Si se quiere destacar un trabajo en concreto de una etapa profesional determinada, este es el lugar apropiado. En este apartado se puede crear dicho proyecto e indicar su nombre, bajo qué puesto de los descritos en la experiencia laboral ha tenido lugar, en qué fecha, la dirección web y el resto del equipo con el que se ha trabajado. Es una forma más de estar en contacto con esos profesionales y generar networking y feedback. Permite también poner de manifiesto el valor de la participación en esta actividad.

Idiomas

Es un apartado esencial en cualquier currículum y en LinkedIn también tiene importancia. Permite añadir todos los idiomas necesarios, sin límite, y elegir el nivel entre cinco escalones, desde nativo o bilingüe hasta el nivel más básico.

Educación

La formación académica es muy relevante también en el perfil de cualquier profesional. Aquí, además de añadir la titulación principal, hay múltiples opciones que permiten destacar la formación complementaria como cursos o talleres.

Al añadir una titulación nueva, hay que indicar el centro de estudios, el periodo en el que se ha realizado, la titulación y disciplina concreta, la nota y las actividades y los grupos en los que se ha participado durante los estudios. A excepción del centro, el resto de los campos no son obligatorios.

Información adicional

Este campo de texto permite añadir algún dato más de interés que pueda completar el perfil más allá de lo estrictamente laboral. Es el espacio idóneo para recalcar inquietudes, hobbies o cualquier otro dato interesante que pueda aportar riqueza al perfil. Aquí no se trata solo de mostrar el valor profesional que se pueda tener, sino también el lado humano. Sin llegar a ser demasiado personal, como, por ejemplo, en una descripción de Facebook. Es más adecuado mostrar intereses culturales o de cierto valor.

Organizaciones

En LinkedIn, a diferencia de otras redes sociales, hay espacio para destacar la pertenencia a un colectivo, como una asociación o una ONG. Aporta un gran valor a la persona y ofrece una visión de compromiso más allá de las obligaciones laborales.

Reconocimientos y premios

Si se ha recibido algún premio o alguna mención especial, es el espacio en el que indicarlo. Porque siempre es de agrado mostrar los logros que se han conseguido tras el esfuerzo del trabajo.

Voluntariado

Hay empresas que valoran la preocupación y el compromiso por la sociedad, por lo que es pertinente destacar la pertenencia a ONG o describir acciones de voluntariado. Aquí también se pueden seleccionar los tipos de causas con las que uno se identifica y es posible ofrecer una visión más completa de lo que se quiere dar a conocer de sí mismo.

Recomendaciones

Que compañeros de trabajo o jefes aporten una valoración del trabajo es muy importante para futuros puestos. Aunque estas recomendaciones aparecerán vinculadas en la sección de Experiencia laboral al puesto de trabajo correspondiente, se pueden gestionar de forma independiente. Para conseguirlas, una buena manera es crear recomendaciones para otros.

Cómo crear el perfil social en varios idiomas

Todos estos apartados descritos hasta ahora se pueden incluir en LinkedIn en diferentes idiomas, pero no es necesario duplicar en cada campo la información. Para crear el mismo perfil en otro idioma, basta con ir a la tarjeta de cabecera, la Información de contacto, y situar el cursor encima de la flecha que aparece al lado de Ver perfil como. Se desplegará un menú con varias opciones y una de ellas será Crear perfil en otro idioma.

Al seleccionarlo, aparecerá un formulario en el que elegir el idioma deseado. El nombre y los apellidos permanecerán igual y solo habrá que añadir el puesto o título profesional en el idioma elegido. Al pulsar Crear Perfil, se podrá volver al perfil y en la columna de la derecha aparecerá el campo en el que cambiar el idioma. Al seleccionar el nuevo, solo cambiará el título profesional de la tarjeta inicial de Información de contacto y el resto será igual. Solo hay que rellenar los campos con su traducción y guardar los cambios.

Logo Cuenta Linkedin

Qué hacer en LinkedIn

  • Conectar con gente: es una red social de networking y no hace falta ser un community manager para gestionarla. Buscar gente conocida a través del email o de otras redes sociales es el primer paso para hacer crecer la red. Después, se puede buscar por empresas o sector y conectar con compañeros de trabajo o profesionales similares. Hay que tener en cuenta que LinkedIn gestiona la privacidad de un modo diferente a otras redes sociales y solo dejará contactar con personas con las que se justifique ese contacto (compañeros de trabajo y estudios, amigos, etc.). Si esa persona es un contacto de segundo grado (es decir, se tiene un contacto en común), sí dejará enviar la invitación.
  • Participar en grupos: los grupos permiten a personas de un mismo sector o interés interactuar entre sí, aunque no se conozcan. De esta forma, no solo se amplía la red de contactos, sino que también se puede sacar mucha información de interés en el día a día laboral. Hay grupos abiertos a todo el mundo y otros en los que se necesita autorización del administrador. Este segundo caso es más habitual para evitar que un muro se llene de spam o comentarios que se salgan del tema principal.
  • Seguir a perfiles de empresa: al igual que en Facebook, los community manager alimentan las páginas de empresas en las que se cuentan sus novedades, sobre todo, a un nivel más profesional y de empleo. Es esencial seguir a aquellas que puedan ser unos referentes en el sector en el que se trabaje. Es muy útil para tener la información de primera mano.
  • Buscar empleo: es una herramienta muy útil y cada vez son más las empresas que publican directamente sus ofertas en LinkedIn. Se puede tener un contacto más directo con el candidato y, por ello, es de suma importancia tener un perfil completo. La búsqueda tiene varios filtros que pueden ayudar a concretar el tipo de puesto que se busca. Se puede seleccionar por sector, zona geográfica, tipo de puesto o directamente por empresa concreta.

Una vez dados estos pasos básicos, LinkedIn no será tan complicado como parece. Es una de las redes sociales más útiles y completas y la más recomendada para estar al día en el mercado laboral.

Valoración: 
Promedio: 5 (1 voto)

Contenido Relacionado

Desarrollo web

  • Dominio (.com,.net, .es ...).
  • Hospedaje Web (hosting).
  • Webs autogestionables.
  • Webs escalables.
  • Diseños para móviles y tabletas (Responsive).
  • Intranets y Extranets.
  • Tiendas Online.
  • De PSD a Drupal.

Presencia en Internet

  • Comunity Manager.
  • SEO.
  • SEM.
  • Posicionamiento en Google.
  • Redes sociales.
  • Listas de Correos (Newsletters).
  • Web Temáticas.
  • Creacción de folletos, trípticos, dípticos, flyers...