Desarrollo web, SEO, Redes Sociales.

Teléfono y WhatsApp: 644 340 119

Asesoría web, te mostramos lo que necesita tu negocio

Nos tienes a cualquier hora y día de la semana, tanto por correo electrónico como por móvil o WhatsApp.

Nos reunimos contigo y vemos que necesidades reales tienes, cuales son las mejores opciones de éxito para tu negocio. Como se lo harían a las grandes empresas (recuerda, somos los que hacen el trabajo si lo contratas a una, que luego nos los subcontrata a nosotros), pero con un pequeño presupuesto al no tener intermediarios.

Asesoría web

Nuestra asesoría web:

Mediantes determinadas acciones encontramos:

  • Que diseño se adapta mejor a tu negocio, te mostramos por qué es importante la versión para móviles.
  • Que servicios puedes hacer por ti mismo para no tener que contratar, como los contenidos para el blog, te enseñamos a que lo optimices para tener el mejor posicionamiento web.
  • Te enseñamos por qué tu web se ha quedado en el limbo de internet si se da el caso y como solucionarlo.
  • Creamos los tutoriales o videotutoriales necesarios para que puedas manejarte como pez en el agua con tu gestor de contenidos.

Te asesoramos en todo sin ningún tipo de compromiso

Factores en una buena asesoría web:

  • Conocer las últimas tendencias en el diseño web.
  • Usabilidad Web.
  • Factores SEO a tener en cuenta.
  • Velocidad de la web: tanto sobre la descarga completa de la web como la descarga del primer byte del servidor.
  • Precios de mercado: cual es el coste real de la web, y de todos sus servicios derivados (hospedaje, seo, redes sociales...)
  • Que servicios necesito y que servicios me sobran.
  • Que servicios son más importantes y puedo acometer con mi presupuesto.
  • Diferentes tipos de hosting (hospedaje web).
  • Estudio de la competencia.
  • Hasta donde puede llegar mi web: que beneficios puedo lograr con mi web y especialmente como me va a retornar en clientes potenciales.
  • ¿Es realmente necesario para mi negocio tener sitio web o es un mero capricho?: a veces un negocio no necesita página, te explicamos en que casos.

En definitivamente nuestro objetivo es que llegues a conocer todos los conceptos necesarios de lo que tu web puede hacer para tu negocio. Te ofrecemos una asesoría constante desde el primer día.

Qué es una asesoría web y por qué un negocio online necesita consejos para mejorar

Una asesoría web ofrece a sus usuarios servicios específicos y orientación con la finalidad de que sus proyectos web alcancen los objetivos marcados. Si es una buena asesoría web aportará conocimientos específicos de alto nivel con los que se pueden auditar los negocios en Internet. No en vano, los consejos de profesionales cualificados en este campo acaban generando buen retorno económico.

Una consultoría web es la mejor solución para quienes proyectan una versión digital de sus negocios. En la medida en que analiza las metas de cada proyecto y de cada cliente y el mercado al que se quiere acceder, evalúa el público objetivo al que se desea llegar y combina opciones de trabajo en función del tiempo y de los recursos económicos disponibles. Con todos los factores en la mano, propone planes de acción y soluciones a medida.

Una asesoría web se reúne con los representantes de las empresas, de la misma forma que lo haría con los responsables de una gran corporación. Si se da la circunstancia de que el proyecto aún no ha tomado forma o no se ha iniciado, se propone al cliente un tipo de diseño, se le detalla qué acciones han de realizarse internamente en la empresa y cuáles es necesario cubrir con servicios externos.

En el caso de que el proyecto web ya haya arrancado pero no cubra las expectativas puestas en él, los asesores propondrán medidas correctoras. También se pueden dar casos de acciones sobredimensionadas que pueden estar sobrando y que no mejoran el rendimiento y el alcance del proyecto.

Un consultor estará atento a las sinergias que se pueden establecer entre hospedaje web y valía del modelo de uso de los servidores que se están empleando. Asimismo, un profesional del asesoramiento web sabrá decir con claridad a un cliente que, para su modelo de negocio, no necesita de ningún espacio de ventas online ni de ninguna notoriedad digital.

Cada proyecto es único

Asesoría WEB SEO Marketing

Sin embargo, también hay que decir que no hay un único camino para desarrollar un portal, una tienda online o la proyección digital de una marca, como no hay dos proyectos web iguales. Ni siquiera los proyectos online aparentemente sencillos y de poco alcance se escapan a los ajustes orientados a la eficiencia con los que los profesionales de las asesorías web son capaces de mejorar un plan web.

Es así. Un sitio con apenas unas pocas páginas informativas, con una serie limitada de imágenes y con un corto formulario de contacto de referencia exige igualmente el cuidado de una serie de condiciones. Condiciones como elegir un buen dominio, el más adecuado para tener presencia entre las categorías en las que se quiere vender. Pero al mismo tiempo, se trata de optar por títulos que den cobertura a las necesidades de comercialización de productos y servicios o de completar la redacción de textos originales en un blog integrado que aplique palabras clave para que los buscadores encuentren la web entre todas las de la Red.

Todo, con un diseño y una estructura de páginas adaptados a la usabilidad, para el público objetivo, que garanticen buenas funcionalidades y que invite al usuario a visitar la web y a conocer periódicamente contenidos nuevos.

En este sentido, el plan de una asesoría web debe marcar la explotación de las ventajas y de las diferencias del proyecto web analizado frente a las de la competencia. Debe marcar las fortalezas y resolver de forma inapelable las debilidades en todas sus magnitudes.

Pero del mismo modo, debe intentar optimizar los códigos de la web, mejorar las opciones multimedia, que los contenidos sean fácil y rápidamente visibles, amigables y accesibles en distintos contextos de uso y en cada uno de los dispositivos. Sobre la base de test heurísticos, de test de usuarios o incluso de análisis de percepción digital. Todo eso es parte de la aplicación rigurosa del trabajo de los asesores. Solo una asesoría cualificada puede estar en condiciones de crear las bases de un desarrollo web escalable y con futuro productivo alcanzable.

Apoyo con garantías

Asesoría Web

Solo hay que imaginar cómo planificar un proyecto tipo para caer en la cuenta de lo necesario que puede llegar a ser el apoyo de una consultoría, el consejo de un asesor. Por poner un ejemplo habitual, solo hay que imaginar cómo hay que organizarse para conseguir tener una aplicación web en lenguaje html5 a medida, configurada para soportar la interacción de algunos miles de usuarios al mismo tiempo.

Si fuera el caso, que esos usuarios sean capaces de controlar su perfil personal. Y, más aún, ya convertidos en clientes, que puedan tener la misma experiencia de navegación positiva, tanto si consultan la web desde su móvil como si lo hacen en casa con un ordenador o usan la tableta en los descansos del trabajo.

Todo sin frustraciones, con el menor esfuerzo posible y sintiéndose seguros. Tanto que el site les resulte tan confiable que no vean problema alguno en facilitar los datos de su tarjeta de crédito a la hora de realizar compras directas en la web. Las asesorías web rentabilizan cada euro invertido en los negocios en Internet, tengan el tamaño que tengan.

No basta tampoco con que los contenidos figuren, con que sean visibles. Es necesario que los textos, las imágenes que los acompañan, los gráficos y hasta los medios audiovisuales de las páginas web estén ordenados de manera coherente. No tanto que resulten funcionales, útiles en su configuración, que también, sino además que la arquitectura de contenidos respalde los objetivos marcados en el proyecto.

Así, una web orientada a la venta minorista a través de una tienda online integrada debe etiquetar adecuadamente cada producto, ofrecer alternativas de artículos similares en cada venta y ofrecer imágenes lo más vívidas posibles con las que convertir la web en un escaparate funcional que contribuya a ofrecer la mejor experiencia de compra positiva posible. Una consultoría web evaluará los pasos que siguen los usuarios de la web en cada una de las circunstancias, proponiendo correcciones.

Para ofrecer soluciones online efectivas y reales, los asesores deben contar con un conocimiento realmente profundo de cómo funcionan y operan las webs y estar al tanto de las nuevas tecnologías, de las últimas aplicaciones y de cada uno de los cambios de los algoritmos de seguimiento de los buscadores. Se trata de conocimientos de marketing, de programación y de cómo trabajan de manera combinada servidores, lenguajes, protocolos e interfaces, cómo se comporta el factor humano y cómo evolucionan las tendencias del mercado.

Los mejores asesores web aportan experiencia, pero hacen algo todavía mejor, se involucran en los objetivos de sus clientes, aportando estrategias focalizadas, fórmulas de promoción y desarrollos del branding digital para alcanzar metas en plazos cortos, medios y largos, según las necesidades. Su capacidad de escucha les lleva a estar atentos a la retroalimentación que les llega de sus mismos clientes y de la presencia digital del proyecto web en todas sus proyecciones online.

Un aspecto muy relevante y diferenciador que todo promotor de un proyecto web debe tener en cuenta es que el marketing digital es extraordinariamente dinámico, infinitamente más que el físico que utilizan los medios impresos.

En un proyecto web, las interfaces y los contenidos online permiten una interacción de los usuarios en tiempo real, de tal forma que los asesores han de ajustar en la misma medida de tiempo las estrategias, introduciendo cambios para mejorar el alcance de la influencia. Los asesores aprenden de los hábitos de los usuarios para aportar nuevas soluciones con las que afinar una buena respuesta comercial proactiva. Día tras día, marcando objetivos, culminando plazos.

Y si de lo que se trata es de retomar un proyecto web lanzado, los asesores se alinearán con lo que funciona o ha funcionado anteriormente, aprovechando experiencias y corrigiendo errores. Todo para conseguir crear una línea de avance con la que consolidar los proyectos webs y garantizar los retornos económicos que se han marcado como objetivos.

Auditar el SEO y las aplicaciones de una web

Uno de los peores escenarios para un proyecto web de empresa es comprobar que, después de muchas inversiones, el portal web no aparece en las búsquedas de Google. Antes que nada, decir que no figura entre los primeros puestos no significa que la web no esté indexada, pero, con eso, el resultado es el mismo, no está en lugares de preferencia donde los potenciales clentes pueden encontrarla para conocer y adquirir sus productos o servicios.

Sin embargo, acciones aisladas para posicionar una web invisible no son el camino. El camino que recomiendan los asesores web para hacer encontrable una web es el de una auditoría SEO que permitirá analizar la optimización que necesita el negocio. Tampoco luchar por palabras clave en las que hay mucha competencia resulta una buena estrategia. Ese no es el camino, cuando hay otras opciones, otros términos de referencia que pueden ser explotados con un buen aprovechamiento y una menor inversión para obtener rendimientos más provechosos.

Asesorar

En una auditoría SEO también hay mucho que evaluar. Se debe comprobar cómo funciona el linkbuilding, cómo opera el SEO interno, cómo se estructura el SEO técnico o cómo están funcionando las metaetiquetas de cada una de las páginas. Un analista web prestará atención, además, a los contenidos duplicados que puedan ser penalizados por los buscadores, a cómo se carga cada una de las páginas y con qué velocidad, y a si funciona el contenido enriquecido para SEO. La finalidad de una auditoría SEO es corregir cada uno de los errores del desarrollo web y mejorar la web en su conjunto. De manera integral.

Otro de los análisis de los asesores web es el estudio de las aplicaciones. Toda investigación sobre cómo trabajan las apps para la marca se vuelve aún más crítica cuando el modelo de negocio de las empresas se basa en ellas, en su rendimiento.

Los asesores pueden ofrecer información importante sobre el impacto de los ataques externos a las aplicaciones empresariales y ofrecer soluciones y estrategias para su uso futuro, pero también adaptar crawlers propios para evaluar el estado de los directorios con los que trabajan las aplicaciones y para conocer su situación individual.

La instalación de módulos auditores permite testar la seguridad de los formularios, saber cómo opera cada una de las cookies, ver si los enlaces siguen ofreciendo conexiones o si se están realizando peticiones inválidas que comprometan la reputación de la marca y la credibilidad del mismo negocio.

Otro factor a tener en cuenta es el de la interacción en las redes sociales. Es habitual que los gestores de webs con menos experiencia y con muy poco conocimiento de su verdadera función como community managers se pierdan en esfuerzos por vender lo que anuncian en sus webs en sus social media corporativos. Directamente, como se haría en un comercio físico. Algo que parece lo más obvio, pero que un community manager nunca haría. Para un community manager, su labor es otra: centrarse en proponer contenidos de valor en paralelo a la filosofía que quiere transmitir la marca y que se quiere que llegue a la comunidad.

La lista de desaciertos de una mala gestión de las redes sociales puede incluir no saber cómo manejar las herramientas de publicación y seguimiento, tener serios problemas con la ortografía, confundir las cuentas de las redes, remitir información incierta, abusar de los hashtags, faltar al más mínimo tacto personal, no configurar adecuadamente la imagen del perfil o, por ejemplo, no respetar las mínimas condiciones de privacidad. Un consultor web sabrá ajustar la interacción que genera un mayor rendimiento viral hasta convertirla en gestión natural. Cada día, en cada momento.

Un asesor web con experiencia sabrá orientar a los responsables de la web sobre el tono justo con el que interactuar en las redes sociales, el horario más conveniente para hacerlo y qué contenidos resultan más provechosos y virales para crear una comunidad de valor que se identifique con la marca.

Una buena asesoría web externa garantiza que cualquier proyecto online pueda operar bajo criterios técnicos para alcanzar objetivos cuantificables. Renunciar a la competencia de un buen consultor web nunca es un buen plan.

Valoración: 
Promedio: 4.6 (11 votos)

Comentarios

Desarrollo web

  • Dominio (.com,.net, .es ...).
  • Hospedaje Web (hosting).
  • Webs autogestionables.
  • Webs escalables.
  • Diseños para móviles y tabletas (Responsive).
  • Intranets y Extranets.
  • Tiendas Online.
  • De PSD a Drupal.

Presencia en Internet

  • Comunity Manager.
  • SEO.
  • SEM.
  • Posicionamiento en Google.
  • Redes sociales.
  • Listas de Correos (Newsletters).
  • Web Temáticas.
  • Creacción de folletos, trípticos, dípticos, flyers...