Desarrollo web, SEO, Redes Sociales.

Teléfono y WhatsApp: 644 340 119

Qué son los índices KEI, KFI y KOI para SEO

KEI, KFI y KOI

Para lograr un buen posicionamiento de las páginas web en los buscadores es fundamental contar con una buena estrategia a la hora de elegir palabras clave. Se debe llevar a cabo un análisis exhaustivo de las palabras más buscadas por los internautas y establecer una relación que indique la competencia que existe en internet a la hora de usarlas. Es decir, debe saberse si esas palabras son muy utilizadas por las webs que tienen una finalidad igual o similar a la página que se desea posicionar.

Google ofrece una herramienta muy eficaz para realizar búsquedas de palabras. A través de ella, se marcan las palabras clave que se desean introducir en la web. La aplicación de Google realiza una búsqueda que puede configurarse en función del ámbito donde se vaya a desarrollar la actividad online (desde un ámbito local a otro internacional, pasando por regional, zonal o nacional).

Pero no siempre es posible tener claro qué palabras son mejores. Sobre todo, cuando hay que analizar las keywords que utiliza la competencia. De todas formas, este hándicap queda mitigado por el hecho de que la herramienta de Google indica la intensidad en la que están solicitadas las palabras clave, sin ello querer decir que en la práctica se estén usando.

La competencia real tiene que ver con el número de webs que figuran en las listas de resultados de los principales motores en internet cuando se busca una página como la que se desea mejorar. Por tanto, deben excluirse todas las páginas que incluyen esas keywords pero que en realidad no suponen una competencia directa.

Pudiera ilustrarse este asunto con el siguiente ejemplo. Ante una búsqueda de “camisetas verano”, el buscador, tras consultar una inmensa base de datos, presentará unos resultados en la pantalla que incluyan los conceptos “camisetas” y “verano”. Lo hará, y sin discriminar, sin importarle el orden e incluyendo todo tipo de empresas y negocios. ¿Son competencia real? No. Por ello es vital llevar a cabo búsquedas de palabras clave que se vinculen a las mismas con el objetivo de destacar entre todas. De ahí la necesidad de comprender tres tipos de indicadores. Los KEI, KFI y KOI.

¿Qué es el Keyword Effectiveness Index (KEI)?

La meta a la hora de llevar a cabo una estrategia de posicionamiento web es lograr tráficos altos y cualificados que perduren en el tiempo. Uno de los indicadores que se deben tener en consideración a la hora de desarrollar esa estrategia es el Keyword Effectiveness Index (KEI), también conocido como KEI por sus siglas. Se trata de un medidor que indica el grado de dificultad que puede llegar a tener la utilización de una determinada palabra clave, pudiendo utilizarse con determinados textos.

El medidor KEI crea relaciones de tipo de mensual entre las búsquedas de keywords y los resultados presentados por los buscadores. Existe una fórmula matemática para conocer el KEI, de manera que puede decirse que el KEI es

(Número de búsquedas de la palabra clave o texto elevado al cuadrado) por 1.000, y todo ello dividido entre el número de resultados que dé el buscador.

Esta fórmula fue creada por Sumantra Roy, un economista que ha desarrollado su carrera laboral prácticamente en la red. Sin duda, esta fórmula ha tenido un gran éxito entre todos los responsables de posicionamiento web de todo el mundo. Ello no ha impedido que otros especialistas hayan introducido alguna modificación a la misma. Independientemente de la que se utilice, para que los resultados de esa fórmula sean válidos deben tenerse en cuenta tres consideraciones que resultarán fundamentales a la hora de elegir una palabra clave.

Para empezar, el KEI de una palabra clave concreta debe aumentar cuando a su vez  crezcan las búsquedas realizadas. Por contra, el KEI de esa keyword siempre bajará en caso de que la competencia directa crezca. Y por último, el KEI crecerá cuando los resultados de la comparativa entre búsquedas y keywords utilizadas por la competencia sean estables.

Igualmente, han de tenerse en cuenta una serie de valores a la hora de fijar las palabras clave que se vayan a utilizar. De suerte que ccuanto más alto sea el KEI, más posibilidades habrá de posicionar de una manera óptima la página. Pero hay muchos más valores dignos de tener en cuenta.

Rechazar la keyword. Cuando el KEI sea inferior a una milésima tendrá que buscarse de manera inevitable otra keyword. Si se recurre a esta palabra clave, el posicionamiento web de la página quedará muy mermado. Es muy importante cambiar de estrategia y utilizar otras.

Dudas y esfuerzo en vano. Si el KEI se fija entre una milésima y una centésima llegan las dudas. Optimizar el posicionamiento de una web utilizando palabras clave que fluctúen entre estos valores puede hacer que el esfuerzo sea en balde. Quizá se consigan buenos resultados, pero acudiendo a palabras con mejor KEI sería todo mucho más sencillo.

Esa es la palabra clave que se necesita. Por último, el responsable de optimización web habrá dado en el clavo si el KEI se establece entra la centésima y la décima. Hay que recurrir a este tipo de keywords para lograr buenos resultados y no desesperar en el intento.

Obviamente, cada mercado es un mundo. Existen sectores, con empresas de solera, que llevan mucho tiempo trabajando su producto, incluso fuera de la red, y que ya de por sí se sirven de su propia fama para copar los mejores puestos en las listas de resultados. Otro ámbitos económicos, en cambio, están en pleno auge y para ellos lograr un mejor ranking gracias a las palabras clave será una tarea más sencilla de alcanzar al no haber tanta demanda de keywords.

¿Qué es el Keyword Feasibility Index (KFI)?

El Keyword Feasibility Index (KFI) hace mención al índice de viabilidad de la palabra clave que se ha elegido para una página web. Este medidor establece una relación entre las búsquedas que se han llevado a cabo de una determinada palabra clave y el número de resultados que muestra cada buscador en sus listas de esa keyword determinada. La diferencia de este índice es que establece la viabilidad de la etiqueta título, que no deja de ser el título de la página que figura en las listas de los buscadores. Como consejo, esta etiqueta de título (o title, tal y como la definen numerosos expertos en posicionamiento web y SEO) no debe ser inferior a los 10 caracteres ni superar los 70. También existe una fórmula matemática para establecer el KFI de esos títulos. Esta es:

(Número de búsquedas al cuadrado) dividido entre el número de resultados del título que se haya introducido en el buscador.

Esta fórmula debe estar grabada a fuego en toda estrategia de posicionamiento web dirigida desde el título de la web. El title es sin duda alguna uno de los aspectos más influyentes a la hora de situar una página web en el ranking de los buscadores, ya que ofrece mucha información acerca del portal que se desea mejorar. Sin duda, junto al contenido de la web, el título es un elemento que debe cuidarse al máximo en toda estrategia SEO.

Igualmente, existen una serie de parámetros para interpretar los resultados que pueda dar la fórmula matemática ahora presentada. Pueden resumirse en uno solo: cuanto más grande sea el número de resultados dados por un buscador a la hora de analizar una palabra concreta utilizada como título, más difícil será que la estrategia SEO dé buenos resultados a corto y medio plazo. Por tanto, no sería mala idea insistir en este campo y recurrir a otras palabras clave que puedan resultar igual de identificativas y beneficiosas en términos de tráfico y ventas para el portal web, pero que incurran en una menor competencia y por tanto, supongan un mejor ranking en las listas de los buscadores. De todas formas, hay que dejar muy claro que esta fórmula solo sirve para el título de la web y no para otras palabras clave utilizadas. Su utilidad es muy concreta, no como la del KEI. Ello no le resta un ápice de importancia, sino todo lo contrario.

¿Qué es el Keyword Oportunity Index (KOI)?

El Keyword Oportunity Index (KOI) trata de establecer relaciones entre las búsquedas que se llevan a cabo durante un mes para una determinada keyword y el número de apariciones que esa keyword ha tenido pero incrustadas en el anchor. ¿Qué es el anchor? Se trata de un recuadro de texto visible que solo aparece cuando se deja el puntero del ratón sobre él. No se debe olvidar que estos anchors también ofrecen información a los usuarios y que, por tanto, también sirven para mejorar el posicionamiento SEO de una web al enriquecer con información (contenido al fin y al cabo) el portal. Estos comportamientos son premiados por los buscadores en línea, pero no se puede recurrir a palabras clave que estén muy demandadas por los diferentes gestores web. Incluso hay estrategas online que consideran que el anchor es el aspecto más importante y que más debe cuidarse a la hora de gestionar una web.

Al llevar a cabo una acción de linkbuilding (una estrategia que se fundamenta en la mejora de los links de las páginas webs), el KOI indica si una keyword es válida o no para esa estrategia concreta. Para este caso también hay una fórmula matemática que se debe seguir de principio a fin para saber si se está siguiendo el camino adecuado. Esta es:

(Número de búsquedas al cuadrado) dividido entre número de resultados de anchor.

El resultado obtenido orientará al gestor web hacia el buen camino. Así, la estrategia de linkbuilding en torno a las palabras clave dependerá de este índice, que establece que cuanto mayor sea la cifra obtenida, más posibilidades habrá también de posicionar la web con las palabras clave seleccionadas en un principio.

Pese a lo que indican muchos expertos, hay quienes postulan por que cuidar el anchor es muy importante a la hora de gestionar una web, pero lo cierto es que el posicionamiento SEO ya no depende tanto de esta práctica. Cada día es más difícil saber cómo trabaja la competencia en este sentido, por lo que es más recomendable desviar los esfuerzos hacia las palabras clave en general y las del título de la web.

Ello no quiere decir que este indicador deba caer en el olvido. Más al contrario. el KOI es francamente importante a la hora de llevar a cabo un plan de mejora de linkbuilding. Además, sirve también para generar tráficos permanentes y de calidad, ya que mediante la modificación y mejora de anchors se mejoran los links internos. Los tiempos y los intereses cambian, por lo que los anchors no siempre van a cumplir su función de igual forma. También necesitan de actualizaciones, como todos los contenidos de la web.

Conclusiones

La selección de palabras clave siempre dependerá de la madurez del mercado en el que se desarrolle la actividad económica que se presente en cada página web. Por eso, a veces será más fácil posicionar una página web mediante unas keywords que con otras. La popularidad de una marca y el valor que aporten los contenidos publicados también harán que el posicionamiento SEO note un fuerte impulso.

Pese a todo, y por muy buenos que puedan resultar los contenidos, los gestores web deben centrarse en la búsqueda de palabras clave que no tengan demasiada competencia en la red para tratar de diferenciarse en los rankings de los buscadores. Para ello, deberán servirse de indicadores que muestren el grado de efectividad de estas keywords. Los más recomendables son los indicadores KOI y KFI. Estos tienen mucho más en cuenta el trabajo de SEO que se realiza de manera específica, mientras que el KEI tiene en cuenta todos los contenidos que pudiesen guardar alguna relación con la palabra clave analizada.

Pese a todo, también es cierto que los resultados que estos indicadores ofrecerán no variarán demasiado la estrategia llevada a cabo. Pese a ello, los indicadores KOI y KFI pueden ser más útiles a la hora de analizar el impacto de las palabras clave.

Valoración: 
Promedio: 4 (1 vote)

Contenido Relacionado

Comentarios

Desarrollo web

  • Dominio (.com,.net, .es ...).
  • Hospedaje Web (hosting).
  • Webs autogestionables.
  • Webs escalables.
  • Diseños para móviles y tabletas (Responsive).
  • Intranets y Extranets.
  • Tiendas Online.
  • De PSD a Drupal.

Presencia en Internet

  • Comunity Manager.
  • SEO.
  • SEM.
  • Posicionamiento en Google.
  • Redes sociales.
  • Listas de Correos (Newsletters).
  • Web Temáticas.
  • Creacción de folletos, trípticos, dípticos, flyers...