Desarrollo web, SEO, Redes Sociales.

Teléfono y WhatsApp: 644 266 299

Qué es un web hosting o alojamiento web:

Definición de Hosting o alojamiento web:

Es el servicio que provee a los clientes del online para almacenar información (imágenes, textos, vídeos etcétera) en un servidor. Un ordenador muy potente al servicio del usuario conectado a Internet. Para que nos entendamos, es la casa donde se aloja una web o información descargable.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar un Hosting:

  • Puedes contratar el Hosting con el mismo proveedor del dominio mediante un paquete de Hosting, o con proveedores diferentes. La ventaja de hacerlo con el mismo proveedor es que todo está en el mismo sitio y normalmente da menos problemas.
  • Otro aspecto a tener en cuenta es si tu web es estática (conjunto páginas HTML con contenidos que no cambian en el tiempo) o una web dinámica, normalmente PHP, cuyo contenido cambia a menudo en el tiempo, caso este último en el que habrá que poner especial cuidado en la elección del alojamiento. En una web estática, cuando los usuarios navegan por ella, lo que realmente hacen es descargarse el correspondiente fichero, un proceso relativamente sencillo y rápido. En una web dinámica (foros, wikis, tiendas online etcétera), cada vez que el usuario visita una página esta se crea en el momento, sobre la marcha, un proceso algo más complejo, por lo que alojar una web dinámica en un servidor no preparado para ellos puede dar muchos problemas. No infradimensiones tus necesidades.
  • El sistema operativo que elijas deberá depender de las aplicaciones web que quieras instalar o de las bases de datos que vayas a utilizar. Normalmente se aconseja Linux ya que se considera el mejor (es de uso libre) y está muy rodado para aplicaciones que usan PHP, Perl o Pythor y que utilizan WordPress o Joomla como base de datos. La opción de Windows se escogerá porque se quieran poner aplicaciones basadas en Microsoft (ASP.NET etcétera) y bases de datos SQL Server. Si no eres una persona con habilidades técnicas es mejor pagar un poco más por el proveedor que se encargue de ello y centrarte en lo que realmente importa, tu web. Webempresa es muy recomendable, ya que te ofrece soporte para aplicaciones concretas para Joomla, Wordpress o Prestashop.
  • Tus necesidades de seguridad son un criterio muy a tener en cuenta por lo que si tu proyecto incluye la gestión de bases de datos ajenas a ti y sensibles a ser robadas, deberás contar con un hosting que tenga un centro de procesamiento de datos a prueba de piratas o desastres naturales y capacidad de recuperación de datos financieros eficaz .
  • Ten en cuenta que los recursos ilimitados son mentira, sobre todo aplicado este concepto a la capacidad de tráfico, ya que la capacidad de proceso del servidor es limitado siempre.
  • No asumas que a mayor precio mejor servicio. Esto no tiene por qué ser así e incluso puede pasar lo contrario. Muchas veces el aumento de precio viene dado por una mayor sofisticación en el control sobre tu servidor y no en una mejora de las prestaciones en sí mismas, o por un peor aprovechamiento de los servicios, que al final afectan al precio.
  • Hay una cosa que los proveedores Hosting tienden a evitar dedicarle espacio en su publicidad, y es la capacidad de la CPU y memoria disponible por usuario, lo cual es fundamental en aplicaciones PHP, WordPress o Prestashop por lo antes mencionado del complejo proceso de descarga en marcha de las webs dinámicas.

Tipos de hostings:

  • Hosting gratuito: Comparado con el de pago cuenta con unos recursos muy limitados como poco espacio, poca memoria en CPU, tráfico de datos escasos, mantenimiento deficiente etcétera. Además incluyen publicidad y suelen ser un reclamo del proveedor para captar clientes de pago. Nada recomendable para proyectos reales, solo para pruebas.
  • Hosting compartido: Es la mejor opción para la mayoría de los usuarios, los cuales están alojados unos con otros en un mismo servidor, reduciendo con ello drásticamente el coste que esto supone y los recursos que ofrecen suelen bastar para la mayoría de los proyectos (blogs, pequeños comercios etcétera) y su disponibilidad suele estar muy cercana al 100% del tiempo. La desventaja suele residir en la saturación de clientes que algunos proveedores consienten, ya que si los recursos son compartidos por mucha gente el servicios se caerá o irá con lentitud en los picos de tráfico, disminuirá la seguridad y las malas praxis de unos usuarios influir en el resto.
  • Hosting por donación: Es un nuevo método de implementación. Tienen la calidad de un alojamiento de pago, un buen soporte y no tienen publicidad. El mantenimiento corre a cargo de la comunidad.
  • Hosting para imágenes: Dan un servicio de almacenamiento para fotos, normalmente gratuito, incluyendo publicidad en los sitios descarga de imágenes.
  • Hosting para vídeos: Los vídeos tienen un gran consumo de banda ancha y espacio y hay muchos alojamientos gratuitos especializados en ello como Vimeo o Youtube. Los sistemas de gestión de contenidos modernos como Joomla y WordPress permiten integrar vídeos alojados en sitios especializados de manera sencilla.
  • Hosting de correo corporativo: Debido a la gran cantidad de datos que consume el envío y recepción de correos, existen servicios de alojamiento exclusivo para ello que ofrecen una mayor seguridad, filtros antispam, gestión de documentos en nube etcétera.
  • Hosting revendedor: Este tipo de hosting lo ofrecen usuarios que venden paquetes previamente adquiridos a otras personas, de gran espacio y dominios disponibles para cada cuenta.
  • Servidores dedicados: Son ordenadores muy potentes, comprados o alquilados, dedicados al alojamiento web y otros servicios. La diferencia con el hosting compartido es que estos servidores nos se ofrecen a varios clientes sino a un único usuario que cuenta con todos los recursos de la máquina, y a consecuencia de esto, el precio es más elevado. Normalmente este tipo de hospedaje consiste en subarrendar servicios de alojamiento a otros para conseguir recursos para otros servicios que le son necesarios a la empresa.
  • Aparte del precio, otra de las desventajas de los servidores dedicados con respecto a los alojamientos compartidos es que hay que tener unos conocimientos técnicos elevados para gestionarlo, ya que no ofrece soporte de mantenimiento para las máquinas y para su software. Eso es lo que ofrecen los servicios dedicados administrados.
  • Hosting no administrado: Ofrecen conectividad y todas las herramientas para gestionar el plan que se contrate, pero no se encarga de los fallos que puedan derivarse de las aplicaciones web ajenas a ellos. Su única ventaja es ser más económicos.
  • Servidores virtuales VPS: La empresa ofrece una máquina virtual no compartida que permite administrar varios dominios de manera barata y sencilla. Muy recomendable para empresas de diseño web y programación. Como ofrece varios niveles de servicios que se adaptan a los bolsillos y a las necesidades de los usuarios, es muy flexible y adaptable a los cambios de coyuntura de las empresas, pero son más caros y exigen muchos conocimientos técnicos para su administración. Un buen ejemplo de VPS es Hostgator que posee 9 niveles a gusto del consumidor.
  • Hosting especializado gestionado: Gracias al éxito de aplicaciones como WordPress, Joomla o Prestashop, se han puesto de moda este tipo de alojamientos que pretenden ir más allá de la idea de hosting simple, ofreciendo soporte integral tanto en la parte técnica como al de aplicaciones, ofreciendo una administración proactiva más allá de los servidores, permitiendo que nos centremos en los contenidos y olvidándonos de líos, lo que supone un mejor funcionamiento web con menos trabajo por parte del webmaster, aumentando eso sí, sensiblemente el precio.
  • Hosting web en la nube: Son un gran número de máquinas conectadas a grupos de medios de almacenamiento. En este modelo es muy típica la tarificación por potencia consumida, pagas por lo que utilizas. Este modelo es muy flexible y permite responder al crecimiento de la demanda, aunque su precio es superior al del hosting compartido.

Conclusión:

El proceso de elección del hosting es muy importante, y dadas las continuas innovaciones en el mercado y las coyunturas economicas cambiantes, aparte de que evidentemente la elección deberá estar en consonancia con tu tipo de proyecto, elija un servicio con devolución de dinero y migración gratuita de tu si te . Hay miles de proveedores y el cambio no supondrá un trauma.

Valoración: 
Sin votos (todavía)

Desarrollo web

  • Dominio (.com,.net, .es ...).
  • Hospedaje Web (hosting).
  • Webs autogestionables.
  • Webs escalables.
  • Diseños para móviles y tabletas (Responsive).
  • Intranets y Extranets.
  • Tiendas Online.
  • De PSD a Drupal.

Presencia en Internet

  • Comunity Manager.
  • SEO.
  • SEM.
  • Posicionamiento en Google.
  • Redes sociales.
  • Listas de Correos (Newsletters).
  • Web Temáticas.
  • Creacción de folletos, trípticos, dípticos, flyers...